Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Revivimos? [Anuncio Global]
por Ulric Krauser Dom Dic 02, 2018 9:51 am

» Normativa a seguir
por Trapsus Sáb Jul 22, 2017 1:41 pm

» Declaro x3
por Héracles Lun Jul 04, 2016 1:09 am

» Imitation Black
por Leonardo McGolling Lun Abr 21, 2014 2:00 pm

» Cacería en las ruinas [Priv. Giovanni]
por Ryuichi Dom Mar 02, 2014 4:19 pm

» Perfil de Giovanni
por Kousaka Ryoumei Miér Feb 12, 2014 12:21 pm

» ¿Qué se supone que deba hacer ahora? [Privd.]
por Tetsuka Miér Ene 08, 2014 7:08 pm

» Hibari Kyoya
por Minoru Gray Mar Dic 17, 2013 6:50 pm

» Hatake Kakashi [sin terminar]
por Hatake Kakashi Sáb Dic 07, 2013 6:11 pm

» Sol , mar y ... (privado Hide)
por Eloise Lemoine Vie Dic 06, 2013 9:29 pm


Disimulada cacería (Libre)

Ir abajo

Disimulada cacería (Libre) Empty Disimulada cacería (Libre)

Mensaje por Invitado el Sáb Dic 18, 2010 6:12 pm

Su corazón iba a mil, mientras sus pupilas oscuras registraban el espacio verde que se extendía delante. Era la plaza central de la ciudad, un sitio frecuentado por alumnos de todos los años cuando buscaban relajarse y despejarse, o ancianos amigables que pasaban el tiempo. Por aquí y allá se podía ver a pequeños grupos reunidos, charlando y jugando de vez en cuando, pasando el rato libre en contacto con la naturaleza. Qué vidas tranquilas y sencillas debían ser, por como se estiraban y disfrutaban del lánguido sol de ese día nublado. Era la poca presencia del astro rey lo que permitía, en primer lugar, que Erick se aventurara a una zona en la que la luz del día solía cegarlo.

El joven vampiro no estaba tranquilo ni mucho menos: Su estado era de puro nerviosismo. Tenía hambre, bastante a decir verdad, y no había logrado que le trajeran las antisépticas bolsas de de hospital, llenas del liquido vital. No se había alimentado en dos días, y desde hoy en la mañana, alimentarse era su único pensamiento. Miraba con deseo culpable los cuellos de los jóvenes a su alrededor, algo a lo que jamas se atrevería, pero deseaba profundamente. Sabía de vampiros que se alimentaban de seres humanos sin remordimiento, muchas veces mezclando el placer y el alimento, volviendo adictas a sus presas. A veces fantaseaba con esa idea, hasta que su parte racional y humana lo detenía completamente, llenándolo de culpa. No podía comer humanos por que él, aun, se sentía humano...

Y por eso vagaba por los jardines, poniendo atención a las zonas de hierba alta, en busca de una presa que si pudiera comer sin el remordimiento a flor de piel: Animales pequeños, en su mayoría ratas y algún que otro conejo. Como se negaba a comer de animales mas grandes, debía de cazar varios ratones para satisfacer algo de su sed. Se había escondido bien tras un arbusto, alejado de los grupitos de alumnos para no ser visto. Hoy no tenía suerte, al parecer, los animales sabían bien que era, y le temían.

Se mordió el labio, sintiendo que podría llorar de la frustración. Tener hambre, estar verdaderamente famélico, era de las peores sensaciones que había tenido. Sentía el terrible deseo de morder su propio brazo, por detener su ansiedad, pero retenía ese instinto al saber que era inútil.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Disimulada cacería (Libre) Empty Re: Disimulada cacería (Libre)

Mensaje por Invitado el Miér Dic 22, 2010 1:50 pm

Era común que paseara por los jardines y parques del lugar. Le agradaba en demasía el aire libre y sobre todo... pasear tranquilo y sin preocuparse demasiado por lo que sucedería en el día, el trabajo lo había matado por un buen tiempo y las vacaciones por fin había llegado... no quería volver, no por un buen tiempo.

Y así seguía en su búsqueda de tranquilidad, pasaba sus pies algo arrastrados por adoquines de la plaza, entonces paso su vista sonriendo levemente, todo en el paisaje era armonioso se disfrutaba de la belleza y los colores, pero había algo que no se adaptaba con el lugar. Un chico algo nervioso a su pareces estaba cerca de los jardines... no le molestaba su aspecto y tampoco podría decir que la fealdad era el problema a su distracción, por que no era feo y más bien se notaba cono alguien atractivo, frunció el ceño como en un gesto rápido.

Si se ponía a pensar, era algo estúpido acercarse a alguien para hablarle con tan solo verle nervioso, pero no podía evitarlo y ya se hallaba caminando hasta donde se encontraba el chico, le rodeo con los pasos y quedo a unos dos metros de él, le miro curioso y alzo una ceja. - Te vi de lejos... -le dijo demostrando en su voz la preocupación.- Estas bien? -le pregunto de manera gentil, acomodándose el cabello, esperándose mil y un cosas como respuesta.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.