Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Revivimos? [Anuncio Global]
por Cassian Jue Oct 18, 2018 12:59 pm

» Normativa a seguir
por Trapsus Sáb Jul 22, 2017 1:41 pm

» Declaro x3
por Héracles Lun Jul 04, 2016 1:09 am

» Imitation Black
por Leonardo McGolling Lun Abr 21, 2014 2:00 pm

» Cacería en las ruinas [Priv. Giovanni]
por Ryuichi Dom Mar 02, 2014 4:19 pm

» Perfil de Giovanni
por Kousaka Ryoumei Miér Feb 12, 2014 12:21 pm

» ¿Qué se supone que deba hacer ahora? [Privd.]
por Tetsuka Miér Ene 08, 2014 7:08 pm

» Hibari Kyoya
por Minoru Gray Mar Dic 17, 2013 6:50 pm

» Hatake Kakashi [sin terminar]
por Hatake Kakashi Sáb Dic 07, 2013 6:11 pm

» Sol , mar y ... (privado Hide)
por Eloise Lemoine Vie Dic 06, 2013 9:29 pm


Byakuran Millefiore

Ir abajo

Byakuran Millefiore

Mensaje por Byakuran Millefiore el Sáb Nov 26, 2011 9:10 am

Nombre: Byakuran

Apellido: Gesso [de soltero] / Millefiore [Casado]

Apodo: Bya

Edad: 22 años

Sexo: masculino

Rango: ---

Empleo: Verdulero + Cantante

Orientación sexual: Bisexual

Descripción psicológica:
Soy una persona de la que jamás sabe uno nada aun cuando crees conocerme, sorprendo de muchas maneras a todo aquel que me rodea, nadie sabe jamás si sonrió de verdad o no. Tengo mi lado oscuro, aunque es más bien un lado sádico que malvado, dios me libre de mostrarlo...
Soy amable con la gente, y extrañamente puedo persuadir a la gente, así me libro de matones y gente problemática que está cerca de mi tienda.
Soy muy vivaz aunque a veces me dé por vaguear por ahí o por allí, pero siempre con una sonrisa y el ánimo en alto.
Puedo ser romántico, también algo infantil, pero eso siempre depende de la persona que está a mi lado, también puedo ser serio y maduro aunque no duro mucho así, es demasiado estrés para mí.
A veces cuando llego a aburrirme, me encanta molestar a los demás, en especial a la gente que ni conozco, pero eso jamás de día cuando trabajo, sino más de noche, cuando salgo por ahí.


Descripción física:
Pues mi pelo es corto y de punta, a excepción del flequillo y algún que otro mechón, su color es bien raro ya que cambia segundo donde este, gracias a dios que no cambia con el humor.
A veces es blanco, otras violeta, y algunas veces [mi tono real] es desde las raíces blanco, y se va poniendo del violeta hasta el morado, el morado solo llega a puntas de abajo, lo que tengo levantado no, eso queda violeta, ya ven que pelo más extraño tengo.
Por otro lado, mis ojos son violetas, gracias a dios que estos no cambian, tengo la mirada afilada, vamos masculinas que otra cosa, aunque los tengo un poco entrecerrados también, dándome un aire diferente al resto.
Mi piel es clara, pero no quiere decir que sea albino ni nada, es solo que no cojo color ni estando en el desierto... es triste, lo sé.
Tengo el cuerpo atlético, y eso que jamás en mi vida he hecho deporte, será la genética... mi altura es creo que de unos 175-180cm, es que hace años que no me mido y mi peso a saber cuál es.


Gustos y disgustos:
+ Me encanta la ropa extraña, cuando más raro el diseño, más me gusta. Lo que más amo en el mundo son los Marshmallows, creo que podría vivir solo a base de eso... ¿podría volverme una nubecita de azúcar por comer demasiados?
Me gusta la música, casi siempre estoy escuchándola, incluso en el trabajo, aunque ahí no pongo una fuerte, sino asustaría a los clientes, así que pongo una de tipo chillau o como se escriba, vamos de esas tranquilitas, pero últimamente pongo bastante la radio con canciones viejas.
- ¿Lo que más odio? quizás sea que la gente cree conocerme solo por mi aspecto, muchos me tachan de algún listillo, un chulasputa, incluso hasta de un Casanova... es triste lo que la gente te llama sin siquiera conocerte, pero es gracioso luego ver sus caras cuando de día me ven trabajando en la verdulería. No me gustan mucho las cosas picantes, aunque alguna que otra como, también lo salado... lo siento soy de gente dulce! pero eso no quiere decir que en mi dieta no hayan cosas así... solo que las como por obligación mas que por gusto.


Historia:
Mi historia... ¿por donde debería empezar? aah, si, os contare como fui concebido.
Mi madre, que era hija de un hombre bien importante de Italia, se enamoro de mi padre, que era un cantante de un grupo de música, que viajaban por el mundo en una gira, eso o que querían darse a conocer... no sé mucho sobre ello ya que mi abuelo prefiere no recordarlo.
Pues como siempre, ella lo vio y se enamoraron nada más conocerse, vivieron lo que es un amor prohibido ya que su padre se negaba a aceptarlo como novio de su queridísima y única hija, así que los separo mudándose a América, pero para la desgracia del padre, descubrió que su hijita adorada estaba embarazada, así que sus planes de casarla con alguien importante se esfumo al completo, pensó en odiar a la criatura que iba a engendrar, pero cuando nació, y vio que era un niño, unos nuevos planes nacieron en su mente, y era utilizar a su propio nieto para su propio beneficio, lo malo de todo eso, es que al dar luz, Raven [mi madre] quedo bastante débil de salud, y a los pocos años murió, dejando a su único hijo a merced del tirano que era su padre, así que ahora, solo quedaba el abuelo y su nieto, lo único que a él no le gusto era que su hijita bautizara con el nombre de "Byakuran" al crio que ella pario, el había pensado en un nombre más italiano, mas... sofisticado, pero no pudo hacer nada.
Tras un tiempo, me metí a estudiar, la verdad es que no se de quien lo herede, pero fui bastante listo, así que los estudios me parecían de lo más aburridos ya que con solo leer, o atender, me lo sabía todo...
Pero pase de decírselo a alguien y mucho menos a mi abuelo, ya que fijo que me haría sacarme la universidad con mis 15 años, quería ser un chico "normal" aunque fuese un poco y divertirme.
Con ello paso el tiempo y entre en la universidad de América, aprendí varios idiomas, algunos que me obligo mi abuelo a aprender como el italiano, y francés, ya que el ingles me lo sabia al vivir ahí, también aprendí el japonés y ruso, luego debí aprender el alemán y algún que otro idioma mas, ciertamente me gusta más aprender idiomas que otra cosa, ya que siempre es algo nuevo.
Después de graduarme, con honores, mi abuelo parecía satisfecho, así que me preguntaba si ya podría hacer lo que quisiera, pero descubrí que no, ya que mi abuelo dijo que heredaría el negocio familiar tras casarme, y yo: ¡¿¿Qué??!
Al parecer el bueno de mi abuelo me concertó un matrimonio... yo pensé que de conveniencia pero era un mero matrimonio arreglado por dos padres, pensé que me daría algo, ¡¿tan joven yo y casarme?! Puf que mal rollo.
Tuve que conocer a la chica, que era de buen ver aunque parecía un tanto tímida, de seguro que su padre la había metido en un colegio de monjas, y fijo que mi abuelo pensaba de por qué no había metido a su propia hija en uno, después de conocernos, y pasado unos días, de pronto me veo casándome, lo peor no fue eso, sino que la chica no era americana, sino japonesa, y al parecer todo era un arreglo de fusiones de empresas, así que me tuve que ir a Japón, principalmente a Tokio a vivir con ella como un matrimonio, pero ella era tan sumisa que mas que esposa parecía una criada... era frustrante, y que yo recuerde, solo nos besamos una vez y fue en la boda porque era obligatorio, parecía que la chica odiaba el contacto ajeno, fijo que tras ese beso, la chica rezo tres avemarías seguidos y un padre nuestro...
Bueno al menos no me exigía que le cumpliese como marido, así que vivíamos mas como amigos que otra cosa, pero era tan aburrido el día a día, así que una noche, sin siquiera pensarlo, salí de la casa cuando ella dormía, quería pasear y ver la ciudad, habían muchas más cosas de las que pensé, era una ciudad de entretenimiento y diversión, y sin darme cuenta, acabe en un bar subterráneo, era agradable aunque se olía el ambiente de cierto peligro, había un escenario, pero no el clásico cuadrado y alto, sino que era de media esfera y como si fuese un escalón grande, era genial, y había un grupo tocando, se notaba que no eran famosos, ya que al parecer, en Japón, muchos grupos antes de llegar a famosos tocaban en esa clase de garritos, me quede viéndolos y oyéndoles, no tenían malas canciones ni sonido, pero les faltaba algo para ser buenos, y así, casi cada noche, me escaqueaba de casa para ir a verlos tocar, era estimulante, hasta que un día vi que el cantante del grupo los abandonaba, eso era increíble, no me lo creía, ya que con todo lo que habían luchado y ahora va el tipo y los abandona, así que se quedaron muy desmotivados, eso era normal, supongo.
Pensé en un momento que ellos abandonarían al igual que su cantante, que no volverían a tocar, pero al parecer me equivoque, ya que anunciaron que buscaban nuevo cantante, y que el casting empezaría la semana siguiente, así que mas emocionado que de costumbre, no falte a ese día que empezaba el casting, quería ver quién sería el nuevo miembro del grupo, y a ver si con un nuevo miembro ellos mejorarían, pero los días pasaban y la gente probaba suerte, pero nada, llegaba hasta ser deprimente y vi claramente como ellos ponían cara y ánimos de abandonar.
Para mi sorpresa, el barman me dio un golpecito en el hombro y me pregunto <<¿por qué no pruebas, hijo?>> yo me sobresalte y lo mire, reía ante esa idea tan loca, yo jamás había cantado y de seguro que haría el payaso ahí encima, pero cuando mire a los integrantes y su estado de ánimo, no sé por qué me levante, sabía que les bajaría mas el ánimo si yo subía, pero podría al menos hablar con ellos, así que me subí al escenario y les intente animar, hasta les dije que yo probaría a ver si servía de algo aunque no aseguraba nada, me conocía sus letras al estar escuchándolas cada día, así que tome el micrófono y empecé a cantar o al menos eso es lo que pensé ya que jamás cante, pero extrañamente me salió, como si fuese parte de mí, no es lo que pensaban de mi ya que las caras que ponía la gente era de asombro o eso creo, al menos ponían otra cara que la que tenían de antes que era de puro aburrimiento, y para mi mayor sorpresa, los integrantes del grupo empezaron a tocar detrás mía, sentí un claro escalofrió pero tan gratificante que me encanto, tanto que no pude parar hasta que la misma letra termino.
Después de eso, fui elegido como cantante del grupo, era algo que me emociono muchísimo así que ahora era parte de un grupo de música, mientras que de día era un marido aburrido, que rara era la vida.
Pero las sorpresas no acabaron ahí, a los pocos meses, mi esposa enfermo, no sabía ni como, así que la cuidaba, hasta falte a algunos ensayos por ello ya que no era tan cruel como para dejarla enferma y sola, pero a los siguientes meses, ella murió, para mi sorpresa no sentí nada, siquiera llore, solo sentía un cierto vacío, ya que aparte de la vivienda, jamás habíamos compartido nada, no teníamos nada en común y ahora estaba yo solo y viudo y todo a los maravillosos 22 años... pero ahora saboreaba una libertad increíble, sin pensármelo dos veces me mude para que mi abuelo no me encontrase, pasaba de heredar la compañía familiar, me centre en el grupo y para mi sorpresa me tatué en la cara una marca, justo bajo el ojo izquierdo, pero ciertamente no sabía por qué esa marca, si por libertad, por tristeza... no lo sabía, solo sabía que debía tenerla.
Para mi sorpresa, al morir mi supuesta esposa, me dejo una herencia, al menos es lo que me dijo su abogado, al parecer era uno que no contrato su padre, yo lo acepte y con ello abrí una verdulería ya que de la música no se podía vivir, al menos por ahora no, aparte de que me gustaba ser músicos nocturnos de bar, no sé que haría siendo uno famoso, aunque eso siempre me sacaba una sonrisa el pensar en ser famoso, pero ahora una vida tranquila es lo que tenia, vivía en algún lugar de Tokio, no muy lejos del bar, pero lo bastante lejos de la casa donde vivía antes, lo mejor era que abajo tenia la verdulería y arriba mi casa, era un doble piso.


Imagen del personaje:
Aquí me tenéis de verdulero:
Spoiler:

¡Aquí con Kikyou de mi grupo musical!:
Spoiler:
Y aquí si un día nos volvemos famosos:
Spoiler:

Extras:
En mis años descubrí que tengo cierto fetiche por las gafas, no sé porque la verdad, seguramente es porque yo no las llevo.
A la verdulería le puse el nombre de Millefiori, suena muy chic, lo sé, pero al menos le debía algo a la chica con la cual me obligaron a casarme y ya que ella me dio su herencia, pues yo uso su apellido un poco cambiado, como conmemorándola o algo así.


Nombre de la serie/manga/videojuego al que pertenece: Katekyo Hitman Reborn!
Nombre real del personaje: Byakuran

Spoiler:
"No hay heterosexuales en las trincheras"
avatar
Byakuran Millefiore

Mensajes : 10

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Byakuran Millefiore

Mensaje por Kaltz el Sáb Dic 10, 2011 11:41 am

avatar
Kaltz

Mensajes : 485
Localización : ...
Humor : ...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.