Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Normativa a seguir
por Trapsus Sáb Jul 22, 2017 1:41 pm

» Declaro x3
por Héracles Lun Jul 04, 2016 1:09 am

» Imitation Black
por Leonardo McGolling Lun Abr 21, 2014 2:00 pm

» Cacería en las ruinas [Priv. Giovanni]
por Ryuichi Dom Mar 02, 2014 4:19 pm

» Perfil de Giovanni
por Kousaka Ryoumei Miér Feb 12, 2014 12:21 pm

» ¿Qué se supone que deba hacer ahora? [Privd.]
por Tetsuka Miér Ene 08, 2014 7:08 pm

» Hibari Kyoya
por Minoru Gray Mar Dic 17, 2013 6:50 pm

» Hatake Kakashi [sin terminar]
por Hatake Kakashi Sáb Dic 07, 2013 6:11 pm

» Sol , mar y ... (privado Hide)
por Eloise Lemoine Vie Dic 06, 2013 9:29 pm

» Ficha de Ukyo
por Ukyo Vie Dic 06, 2013 7:47 pm


Once upon a time... [Priv.]

Ir abajo

Once upon a time... [Priv.]

Mensaje por Invitado el Mar Abr 26, 2011 1:24 pm

Cuidar de estos pequeños monstruos agota... ¿Como es posible encargarse de tantos sin que te termine dando una úlcera de estómago? Reconozco que muchas veces es divertido, y entretiene mucho pasar la tarde cuidando desde críos hasta hombres y mujeres que pasan de los treinta en aquel lugar donde se congregaban. Acabas encariñándote con unos, molestando por diversión a otros o simplemente evitando a los que tenían una presencia de por si hostil. Que los habían, ¿eh? Los habían...

-Levanta los brazos. Eh, dejad el jabón, que no se come -Sarutobi Sasuke, un joven que ya pasaba sus veinticinco primaveras, había empezado a principios de semana su trabajo como vendedor de la tienda. Cuando no tenía turno, ser permitía ser el cuidador, junto con los otros, principalmente si se le pedía ayuda con tanta efusividad.

<”Sarutobi, se buen chico, ¿de acuerdo? No quiero acercarme a los leones, ¡dan miedo! ¿Has probado a separarlos cuando se pelean? ¡Son unas bestias sedientas de poder! Paso, paso. ¿Por que no te das un paseo por la residencia y les echas un vistazo?. Si haces patrullas los irás conociendo, ya que eres nuevo y eso...> Fue lo que me dijo. ¿No era solo una excusa para que alguien recibiera el zarpazo por él? De todas formas, ¿por que estoy ayudando a los críos a bañarse...?"

La pequeña pet gato, que no podría tener mas de doce años, miraba con sumo interés la pastilla de jabón, como si esperase que no se le escurriese de las manos y le diese en plenas narices. Por los alrededores, otras dos recién bañadas hacían exactamente lo mismo. Sasuke, agachado tras suya, le llenaba la cola con espuma, al igual que la cabeza y las orejas, teniendo particular cuidado con ellas. Cuando la resbaladiza piedra cayó al suelo, deslizándose hasta uno de los cubículos de las duchas, la gata hizo un ademán de ir a recogerla. El castaño le tiró de la cola sin mas reparo, acercándola.

-Quieeeta. Mira, aquí -abrió el telefonillo de la ducha y la empapó de pies a cabeza, aclarándola, mientras esta lanzaba quejidos agudos, similares a maullidos, que le hicieron sonreír con malicia. Cosas como aquellas eran divertidas. Sobre todo cuando se le crispaba la cola y quería escapar del agua a toda costa- Ala, ya está -cerró el agua, se levantó y le pasó una toalla (previamente colgada a un lado) encima-. Ve directa a tu habitación y vístete, ¿de acuerdo?

La vio asentir, y mas que salir de los baños lo que hizo fue huir, bufando, junto a las demás. Sasuke alzó el mentón, secándose la frente con la muñeca. Llevaba un pesquero vaquero y un cinturón grueso de estilo militar, conjuntado con una camisa blanca de cuello colorido. Para apartarse el pelo, una fina diadema de plástico y una coleta. Se había tenido que quitar todos los complementos antes de meterse allí, ya que sabía que iba a salir empapado.
Frente a la puerta de las duchas (separadas de los baños) se extendía el pasillo de las habitaciones. A los lados, los pasillos que llevaban a los aseos (el izquierdo) y al comedor (el derecho). Al fondo, pasando una de las secciones de cuartos, estaba la sala de juegos y las escaleras para bajar al patio. Había logrado memorizarlo todo, y se preguntaba, mientras recorría el pasillo, a quien tenía que darle un baño ahora. Pasada la media tarde, todos los pequeños aparecían llenos de barro de revolcarse en el jardín...

-¿Oh~? -dobló las rodillas y se agachó en una de las puertas cercanas, poniendo una expresión de curiosidad e interés ante la cola esponjosa y despeinada que se agitaba desde el marco. Alargó la mano y cogió un par de pelos entre sus dedos- ¿Eres el siguiente? -alzó la vista. Una ancha espalda, una coronilla despejada de la corta melena rubia y aquel particular olor a tabaco. Alargó una sonrisa zorruna, estrechando los ojos, antes de tironear del rabo- Hey, ¿quieres que te dé un baño, cachorro~?

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Once upon a time... [Priv.]

Mensaje por Invitado el Mar Abr 26, 2011 2:44 pm

Teodore no pudo evitar soltar un leve bufido al oír los quejidos de las pequeñas mininas, logrando que el cigarrillo que disfrutaba se balanceara precariamente entre sus labios, y el enorme desastre que había hecho. Hacía rato ya que, con las orejas atentas a los movimientos del baño, esperaba su turno para poder pasar. Era regla general que no se bañasen machos y hembras juntos, a menos que fueran muy pequeños, y no era tampoco su intensión el tener que escuchar los maullidos de las señoritas desde tan cerca ¿Acaso ya no estaba acostumbradas al baño? Por mucho que su naturaleza fuera felina, el aseo era regular en la tienda, tendrían que hacerse adaptado ya...

Un suspiro se escapó de sus labios cuando oyó tres pares de pies andando por el pasillo de vuelta a las habitaciones, y lejos de la sala de aseo. Sus voces suaves y femeninas fueron perdiéndose lentamente, y con ello, el zorro mayor se permitió relajarse, sabiendo que ahora era su momento. Esperaría solo un poco más, cosa de asegurarse que el cuidador que había estado bañando a las niñas desapareciera, aprovechando entonces la soledad para pegarse él su relajante baño. Con una mano, fue deshaciendo lentamente los botones de la simple camisa color verde claro que llevaba, dejando sus pantalones oscuros para cuando se levantase. Su cola anaranjada y esponjosa se movió lentamente, en el suelo, sin ninguna preocupación.

Ese fue su gran error: Dejo de prestar atención a su entorno y no se dio cuenta de la presencia de un individuo a su espalda. Para cuando sus orejas le avisaron de la voz, fue demasiado tarde, y el extraño se apoderó de su cola zorruna con una tranquilidad y facilidad inusitada. Teddy gruñó de inmediato, con las mejillas en su suave color durazno por la vergüenza de ser atrapado con la guardia baja, al tiempo que el cigarrillo entre sus labios caía al suelo, apagándose. Se dio la vuelta lo más que pudo, pero con su cola atrapada, solo pudo mirar por sobre su hombro y fulminar al joven ¿Y ese quien era? No lo reconocía, por lo que supuso que era el nuevo cuidador que había estado bañando a las gatitas. Como fuera, esa no se la iba a dejar pasar, fuera inexperto o no.

-¡¿Qué diablos haces, idiota?! ¡Suelta mi cola...! -exigió primero, tratando de zafarla del agarre, antes de aclarar- Y no soy ningún cachorro, al contrario, tu eres claramente el niño aquí -espeta, bastante molesto por que no logró su cometido a la primera. No le estaba lastimando el agarre, pero eso no significaba que estuviese feliz o conforme con ello, ya que era una parte muy sensible para cualquier mascota en general. Y él, que no se dejaba toquetear seguido, estaba desacostumbrado al tacto.

Se levantó de su lugar pero aun lo logró dar la vuelta total a su cuerpo, y eso le molestaba. En cuestión de altura estaban equiparados, pero era obvio que Teddy le llevaba unos cuantos años a quien fuera que se atrevía a decirle cachorro. A ese punto, casi todos los botones de su camisa estaban deshechos, y una buena porción de piel firme y clara se dejaba entrever bajo la tela verde suave- Solo los niños necesitan ayuda, así que deja de hacer bromas y suelta mi cola -volvió a pretender, con los labios apretados en una mueca de enfado.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Once upon a time... [Priv.]

Mensaje por Invitado el Miér Abr 27, 2011 8:14 pm

“Uhwa, ¿y este cascarrabias?”

Sasuke, agachado como estaba, levantó la mirada hacia el rubio con perilla que sin venir a cuento le había gritado. Tenía una voz suave, aunque potente y masculina, y aquel rubor en sus mejillas le hacía ver francamente divertido. Quizás fue por esa razón por la cual el vendedor y cuidador parcial quiso meterse mas con él, aunque al final tuviera que salir corriendo para no llevarse un zarpazo.
Cuando se levantó, hizo lo propio, sintiendo aquella irritada mirada aún en su persona. Su foro interno se regocijaba de lo lindo, algo que no podía evitar dada la situación.

Bueno, me he topado con uno de los grandes veteranos de la tienda. No está mal, no está mal~ ¿Que raza es esta? ¿Un perro? ¿Un lobo? Parece mas bien uno de esos zorros astutos que rondan siempre por la cocina intentando robar los dulces de la nevera, aunque algo me dice que este utiliza su astucia para algo mas que para robar...
Le miré de arriba a abajo, moviendo los dedos para ir descartando los pelos de su suave y desaliñada cola antes de tironear de ella, estirando una sonrisa burlona.


-Eh, ¿que ocurre? ¿Te ha subido la tensión de golpe? Tranquilízate hombre, solo es un baño. ¿No te gusta el agua? ¡Oh! -del movimiento, la cola se le zafó de entre mas manos, liberándose al fin para alivio del zorro. Sasuke se enderezó de manera despreocupada, doblando una rodilla hacia afuera y metiéndose las manos en el pantalón pesquero. Era un joven de piel pálida y encanto peculiar, dirían muchos, ya que aquella mirada bien solía ser afable, pero al mismo tiempo tan profunda y ladina que podría llegar a sorprender por sus acciones físicas.

-¡Suke, suke! -le tiraron de la camisa, haciendo que se doblase de manera extraña para poder mirar hacia atrás. Dos jóvenes, bastante pequeños para la edad que tenían, llevaban consigo un flotador en iban en bañador- Hemos terminado en la piscina, ¡baño!

-Ohh, claro, claro -volvió a enderezarse, mirando al rubio- ¿Por qué no vienes y me ayudas un poco? -señaló con el pulgar a su espalda, viéndose a los dos críos corretear hasta la puerta del fondo- Creo que estabas pensando en tomar un baño también, ¿verdad~? -otra de sus características era ser bastante observador. Alargando una sonrisa y estrechando los ojos hasta formas un arco simpático con ellos, caminó tras el zorro con las manos en la espalda. Luego, posándolas en la ajena, le empujó hacia el baño- Déjate ayudar, cachorrillo~

Algo le decía que el trabajo pasaría mas rápido si el mayor seguía regalándole expresiones tan cómicas~

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Once upon a time... [Priv.]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.