Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Normativa a seguir
por Trapsus Sáb Jul 22, 2017 1:41 pm

» Declaro x3
por Héracles Lun Jul 04, 2016 1:09 am

» Imitation Black
por Leonardo McGolling Lun Abr 21, 2014 2:00 pm

» Cacería en las ruinas [Priv. Giovanni]
por Ryuichi Dom Mar 02, 2014 4:19 pm

» Perfil de Giovanni
por Kousaka Ryoumei Miér Feb 12, 2014 12:21 pm

» ¿Qué se supone que deba hacer ahora? [Privd.]
por Tetsuka Miér Ene 08, 2014 7:08 pm

» Hibari Kyoya
por Minoru Gray Mar Dic 17, 2013 6:50 pm

» Hatake Kakashi [sin terminar]
por Hatake Kakashi Sáb Dic 07, 2013 6:11 pm

» Sol , mar y ... (privado Hide)
por Eloise Lemoine Vie Dic 06, 2013 9:29 pm

» Ficha de Ukyo
por Ukyo Vie Dic 06, 2013 7:47 pm


Bleakness [Priv.]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Bleakness [Priv.]

Mensaje por Invitado el Vie Mar 04, 2011 7:21 pm

El trayecto no había sido largo, al menos si quitaba el tiempo que habían tardado en volver al centro de la ciudad. Había recibido el lugar donde se reuniría con los muchachos, no siendo otro que uno de los muchos hoteles del distrito comercial. Dándoles máxima prioridad, se había puesto en marcha de inmediato junto al alemán, aprovechando así el viaje para ultimar su ingreso en su unidad. En el coche, el silencio había prevalecido lo suficiente como para no considerarse incómodo, dándole a Klaus las instrucciones pertinentes a sus funciones.

No entrometerse en sus decisiones.
No invadir el espacio personal entre sus hombres y él mismo.
No dejarlo en evidencia.
También se tendría que ahorrar los comentarios fuera de lugar. Sobre todo si estos tenían connotaciones sexuales tan descaradas como los de la habitación.

[…]

Cuando volvió a pisar las callejuelas del centro de la ciudad se puso rápidamente en marcha. Caminando a zancadas se dirigió a las puertas del hotel, donde reconoció a uno de sus hombres esperándole, el cual le saludó formalmente. Con un gesto sosegado de la mano, le hizo relajarse. Al menos para no llamar demasiado la atención.

-Espero su informe, sargento, ¿que ha pasado? -preguntó, internándose en el edificio. El aludido, con una venda hasta el antebrazo, le siguió, mirando de reojo al alemán, al cual no conocía de nada.

-Hemos tenido algunos... contratiempos -le susurró, guiándole a una de las habitaciones para tener mas privacidad antes de tratar el tema. El hotel no era grande, y contaba con pocas plantas. Era uno de los primeros negocios familiares enfocados en el alquiler de habitaciones, y se notaba aún después de la renovación.

-A pesar de que el gobierno alemán apoyaba las propuestas que nos confió los pequeños grupos rebeldes han formado una guerrilla que está dando problemas -explicó una vez la puerta se cerró-. No parecen querer ceder y atacan indiscriminadamente cualquiera que quiera acercarse al consulado. Es como si tuviesen de rehén a su propio presidente -se llevó una mano a la frente, no comprendiendo la actitud de los europeos.

-¿Donde están los demás? -preguntó con firmeza, tratando de imaginarse la cruenta situación. Con algo así se complicarían infinitamente las cosas, ya que el populacho podía ser igual de mortal y mas agresivo que el propio ejército.

-Fuyuki está descansando en la habitación de al lado, fue al primero al que atacaron. El resto tuvo que quedarse en el hospital de Berlín -por la cara que puso, el estado de aquellos hombres no era demasiado favorable.

Taki cerró los ojos, soltando un quedo “entiendo”. No había tomado asiento siquiera, y no tenía muchas intenciones de hacerlo. Tras el silencio, la voz del sargento volvió a escucharse.

-A propósito, Señor... -miró a Klaus- ¿Quién le acompaña? Si puedo preguntar...

-Es mi fiel Caballero -anunció, y el otro abrió los ojos, como intentando encajar la noticia-. Klaus, espera aquí -le ordenó después, caminando hacia la puerta, dando instrucciones al otro hombre de que le llevase con el que restaba. Poco después, la habitación quedaba vacía, a excepción del alemán.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Bleakness [Priv.]

Mensaje por Invitado el Vie Mar 04, 2011 10:21 pm

En el trascurro del viaje, el japones le dijo todo lo que debia hacer y sus ordenes para comportarse, bueno el ya sabia eso ya que solo intimidaba asi al chico cuando estaban a solas, asi que le dedico una sonrisa traviesa sin que nadie les viese y asintia a todo lo que le decia, seria un buen chico, al menos por ahora, pero luego...

Tras llegar al lugar, noto las miradas ajenas puestas en el, se notaba que no encajaba ahi pero era algo que no le importaba, asi que seguia a Taki sin prestar mucha atencion al resto hasta que llegaron a un citio cerrado donde el joven solto toda la informacion. Sabiendo en que estaban metidos los de su propia nacion o como quieran llamarlo ya que ahora no pertenecia a ningun lugar, solo a un ser, asi que ya le daba igual esas guerrillas o lo que hiciesen, aunque si su amo le ordenaba hacer algo, debia hacerlo, asi era el contrato y lo haria si ganaba un buen premio despues.
De pronto le vio presentarlo, asi que miro al chico que era mucho mas bajo que el y que se veia el temor en sus ojos, era bien grande la diferencia y eso parecia asustarlo, ¿acaso no veian lo bueno que era eso? asi podia proteger al querido general de todos como si fues eun muro, si es que la gente era rara...
Se cruzo de brazo y oyo a Taki darle un orden de pronto ¿quedarse ahi? ¿quieto? ¿estaba de broma? esperaba que solo bromease pero no fue asi ya que de pronto se fue. entrecerro sus ojos mirando la puerta por la que habia salido el japones asi que se aserco a la ventana del cuarto y miro afuera, asi que estaban en un hotel, eh? esperaba que se quedasen ahi a pasar la noche, o no? bueno el pelinegro tenia que pagarselo de algun modo, estaba siendo obediente como un buen perro amaestrado siendo el un lobo hambriento, asi que luego le pediria su trozo de carne.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Bleakness [Priv.]

Mensaje por Invitado el Lun Mar 07, 2011 7:50 am

La habitación de al lado estaba en completo silencio. La respiración suave del soldado, interrumpida por algún que otro gruñido de dolor hacían notar que estaba aún herido en algún lugar. Sujetaba con firmeza la manta que le tapaba hasta el pecho, haciendo que Taki se inclinase hacia delante para posar su propia mano sobre la suya. Le miró, y vio como entreabría los ojos y trataba de incorporarse rápidamente, siendo interrumpido por el sereno y apenado rostro de la Doncella.

-Descansa, lo necesitas -apretó su mano, bajando los párpados y apretando los labios. No podía evitar pensar en los demás miembros del grupo que había mandado y que no habían podido volver. Ver a sus hombres heridos no era una de sus aficiones precisamente, y le daba una pena terrible tener que verles sufriendo. Pero lo hecho hecho estaba y ahora solo podía tratar de aplacar la ira de la guerrilla alemana o, por el contrario, contraatacarlos como buenamente podía, aunque fueran ciudadanos de a pié con un insano deseo de vengarse-. Llamaré al médico personal de la base, no te muevas, ¿de acuerdo?

-No se preocupe, Taki-sama. Me encuentro bien -el soldado sonrió, abrumado por la cantidad de sentimientos que desprendían los ojos de su superior. Alzó la mano contraria y la posó sobre la del otro-. Debería preocuparse por sus asuntos mas importantes.

Taki se limitó a quedarse en silencio un momento mas antes de salir de nuevo, insistiendo en que llamaría al doctor y que volvieran tan pronto como pudiesen a la casa de las afueras. Tras una inclinación de cabeza, se detuvieron frente a la habitación de al lado, donde Klaus esperaba.

-Por favor, trate de mantenerse firme -le dijo en confidencialidad-. No han habido bajas, así que trate de no venirse abajo antes de tiempo -le posó una mano en el hombro, viéndole asentir antes de volver con su compañero.

Bajando la mirada al suelo, la doncella dio media vuelta, enfrentando la puerta de la habitación antes de girar el picaporte y entrar. Haría lo que había venido a hacer en el Centro de la ciudad, dejaría en manos del doctor a sus hombres y regresarían de nuevo a las afueras para planear sus siguientes movimientos. Alzó el mentón, encontrándose con la imponente figura del alemán.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Bleakness [Priv.]

Mensaje por Invitado el Lun Mar 07, 2011 4:07 pm

bostezo con pereza mientras contemplaba las vistas que habian tras la ventaba que abrio rato antes para apollar sus brazos en ella, le gustaria ir a dar un paseo con una moto aunque no vio alguna en la base principal ni en este lugar, era algo soso la verdad, el ver tanto campo abierto desde que llego su vena libre queria esparsirse e ir por esos valles, pero ya no podia tener esos deseos ya que por las palabras de Taki, ahora todo su tiempo, sus deseos, totalmente todo su ser ahora le pertenecia asi que solo le quedaba el contemplar esos valles.
- haaa... - bostezo de nuevo ya que el tiempo paresia ir demasiado lento para el y paciencia tenia poca y mucha menos para la espera, queri amoverse, correr, dios detestaba estar encerrado, ya lo habia estado demasiado en esa celda del mercado negro como para estar ahora ahi sin hacer nada ¿acaso no habia guerra? entonces por que no lo mandaban a el? y mas importante... por que no le intentaban sacar informacion? el era aleman, vamos de la raza del enemigo y lo peor de todo, el habia sido uno de los soldados del ejercito del pais, asi que estaba algo extrañado por todo eso ¿acaso no les interesaba? o acaso no sabian que posicion tenia el en el ejercito antes de acabar en el mercado? bueno todo podia ser y a la vez nada, asi que solo le quedaba esperar hasta que pasara algo.

De pronto oyo l apuerta abrirse pero no se movio mucho simplemente se acomodo algo para bostezar una tercera vez y echar una ojeada hacia atras, si fuese un soldado le daba igual aun cuando debia mostrarse "educado" como dijo Taki, pero el solo respondia ante su "amo" asi que no le interesaba nadie mas ni se rebajaria ante nadie mas.
Pero al ver a Taki, sonrio ladino y se alejo de la ventana, mirandolo mientras se pasaba la mano por la nuca cansado.
- Vaya si que has tardado, ha pasado algo malo, mi señor? - pregunto mirandolo fijamente.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Bleakness [Priv.]

Mensaje por Invitado el Jue Mar 10, 2011 3:35 pm

Los temas militares relacionados con sus hombres no eran mas que su asunto. Sin embargo, siendo su Caballero, no tenía muchas mas opciones que confiarle algunos de sus pensamientos.

-Han habido algunas bajas, como ya has oído -dijo, cerrando la puerta y mirando momentáneamente al suelo. Sentía pena, preocupación y algunos remordimientos comenzaban a emerger. Pero no quería exteriorizar nada de aquello. No sabía si era por su rango, por lo que todos esperaban de él o por ser el alemán al que tenía delante. Si mostraba debilidad ante él, ¿que haría cuando tuviera que ser firme? Había comprobado que Klaus se comportaba tal y como le convenía, que era un hombre bastante liberal y cabezota... Tenía que aprender a lidiar con aquello también o sus problemas aumentarían.

-Si esto continúa habrá que ir personalmente a Berlín para tratar con la guerrilla -comentó, determinado, mirando a Klaus antes de esquivar su gran cuerpo y pasarlo de largo. Se quitó la gabardina y la dejó sobre la cama, sentándose luego en esta para coger el teléfono. Llamaría al sastre, le daría la dirección de aquel hotel y así podría tomarle por fin las medidas a Klaus. El plazo que tardase en hacerle el uniforme lo pasarían allí, y de paso aprovecharía para organizar sus ideas y sus propias estrategias.

Con la cabeza gacha y el flequillo tapándole parte del rostro, escuchó la voz del sastre al otro lado, al que se apresuró a contestar.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Bleakness [Priv.]

Mensaje por Invitado el Jue Mar 10, 2011 4:24 pm

Al pareser ese joven se preocupaba por los suyos, cosa extraña en un militar la verdad ya que solian ser de snagre bien fria y de corazon de hielo, pero ahi estaba, frente suya poniendo una cara de poker que era evidencia de que queria ocultar sus sentimientos y penas. "orgullo, eh?" fue lo que se le paso por la mente al contemplarlo, era la viva imagen del orgullo siendo este un pecado capital, al menos en la religion cristiana, a saber que seria en la budista y demas religiones de las qu eno tenia ni dea, aunque el no creia en nada de eso, el solo creia en las cosas que el mismo podia hacer poniendo esperanzas en sus propios deseos y fines.
De pronto le oyo mensionar Berlin, si iban ahi seria peligroso, puede que en parte por el joven peor tambien para el ya que si se enteran de que se "unio" a los japoneses fijo que pasaria algo y el no queria que le pasara algo al chico, asi quese giro para verle y querer decirle algo cuando lo vio al telefono ¿es que acaso no paraba nunca? ¿un sastre? aah cierto, su uniforme, sonrio con ganas y al verle colgar el telefono se le aserco.
- un sastre, eh? - comento mirandolo fijo - puedo pedir cualquier tipo de uniforme o tiene que ser obligatoriamente uno verde? ese color no me favorece mucho, prefiero un tono mas claro como la arena - dijo y se atrevio a sentarse a su lado sin atacar su espacio personal - asi que berlin, eh? estas seguro de querer ir ahi y ariesgarte? - lo miro desafiante - puedes ponerte facilmente en peligro y mas al tenerme a tu lado ahi, pero aun si asi deseas ir, yo.. - elevo su mano acariciando la mejilla ajena - yo t eprotegere de cualquier amenaza y de cualquier cosa que opstaculize tu camino Taki - dijo serio.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Bleakness [Priv.]

Mensaje por Invitado el Lun Mar 14, 2011 12:17 pm

La conversación duró poco. Tras pedir un par de minutos para dedicarle exclusivamente a él y darle la dirección del hotel y el encargo que quería que hiciera en un principio, Taki colgó, sin levantarse aún de la cama. No hizo mucha falta, ya que Klaus se tomó la libertad de acercarse, empezando con un tema trascendental como el color de su ropa hasta ir directamente a una parte que le pareció incluso profunda. Por primera vez estaba hablando con la nobleza de un caballero, y su toque logró no ponerle nervioso. Todo lo contrario.

Alzó el mentón, sintiendo la calidez de sus dedos rozar su piel, mostrandole un rostro casi inocente, abatido y taciturno, que quizás no reflejaba tanta firmeza como demostraba en el campo de batalla ejerciendo como lider. Su mirada fue directa a los ojos ámbar de Klaus, a sus rasgos fuertes, sus labios gruesos moviéndose al hablar, formando una línea al quedarse serio.

¿Que otra cosa podría hacer si no era intervenir directamente. Con o sin Klaus podría... No. Klaus era y sería un elemento importante en su vida, sobre el que depositar su confianza. Era su caballero, su espada, y no podía dejarlo atrás. Mas también era cierto que ignoraba su pasado. ¿Podía dejar su vida en manos de alguien a quien no conocía mas allá de un trato político?

-¿Insinúas que debería abandonar a mis hombres a su suerte para no correr peligro? -cerró los ojos, ladeando levemente la cabeza para no encarar directamente al alemán- ¿Que debería anteponer mi seguridad a la de otros? No puedo hacerlo, Klaus. No me lo perdonaría nunca.

Si había que viajar, viajaría. Si había que luchar, lo haría. Taki Reizen era ese tipo de persona. Preocupado por los que le rodeaban, duro con el enemigo, misericordioso con los débiles. Y en aquel momento sintiéndose quizás demasiado falto de ánimos. Tras una pausa en su diálogo, alzó de nuevo la cabeza, mirando a Klaus. Una de sus manos se alzó lentamente, pasando la altura de sus hombros hasta sentir también la firme mejilla del rubio, dándole una suave caricia antes de posar la palma de la mano completa.

-¿Quién eres, Klaus?

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Bleakness [Priv.]

Mensaje por Invitado el Lun Mar 14, 2011 2:43 pm

- jamas insinue ni dije que hicieras eso Taki, solo que cuidaras tus espaldas y tener la mente clara ante los peligros que te encontraras ahi, aunque podras estar tranquilo ya que yo estare ahi protegiendote - algo un tanto dificil ya que en alemania habia un gran problema y el era uno de ellos.
iba a decir algo cuando el japones alzo su mano, viendo su rostro que carecia de esa firmeza, le daban ganas de abrazarlo y confortarlo, y de pronto noto su tacto en su rostro, abriendo bastante sus ojos por la sorpresa, no se esperaba que este lo tocase por su propia iniciativa aunque la pregunta que hiso lo hiso bien evidente del por que el tacto, Klaus elevo cu propia mano y tomo la de Taki, cerrando sus ojos un momento para luego volver a abrirlos, posando su mirada en los ojos ajenos.
- Taki, soy tu Caballero, sin procedencia ni hogar, ni familia, sin nada, solamente tuyo - dijo, sabia que no era eso lo que queria saber el japones, pero queria ver como insistia en el tema, aunque las ganas de robarle un beso saboreando esos labios curiosos no pasaban por alto, era cierto que estaba algo abatido ya que no durmio desde que salio, pero sueño era lo unico que no tenia y su mente funcionaba muy bien, asi que no habia ningun problema, ademas de que si Taki estaba a su lado, mucho menos pensaba en dormir, era lo unico que no se le pasaba por la mente y queria permanecer despierto tanto tiempo como podia para estar serca suya.
Por otro lado, si iban a alemania, no sabia que seria exactamente lo que pasaria ahi ya que dejo el lugar... de una manera que no debio aunque su culpa no era, esos desgraciados... habian planeado una cosa en su contra y todo esto fue el resultado, y por ello el queria en parte vengarse aunque que piensen que esta muerto era mejor, asi podia tener una vida algo mejor o mas bien distinta pero al pareser eso no duraria mucho si este viajaba de vuelta a su pais.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Bleakness [Priv.]

Mensaje por Invitado el Lun Mar 21, 2011 6:47 pm

Desde luego, no era la respuesta que esperaba. Sin embargo, que ocultase su antigua vida recordándole -y habiéndole quedando claro- que ahora le pertenecía y estaba a su completa disposición era suficiente. No quería cortarle las alas a Klaus: quería que él mismo fuera consciente de que tras su promesa no tendría la misma capacidad para volar que antes.
Su mirada, intensa como pocas, le observaba con un sentimiento tranquilo, a la par de ansioso, sorprendido y en cierto punto dulce. O quizás estuviese confundiendo aquel instante tranquilo con la calma que precedía a un ataque por su parte...

-...¿Estás de acuerdo con eso? -era una pregunta que no tendría que haber salido de sus labios. Klaus ya estaba legalmente atado a él estando o no conforme- ¿Serás capaz de seguirme hasta tu tierra natal y enfrentarte a tu gente?

Mas que curiosidad, Taki parecía querer confiar y apoyarse en una única persona. Aunque teniendo solo dos días de conocidos no podría saber si el alemán era el indicado. La pasiva mano que acariciaba, y a la vez era sostenida por la de Klaus junto a su mejilla se movió a la par que la otra, que acabó alzándose igualmente para sentir con la punta de los dedos la carne blanda que cubría sus párpados, ascendiendo hasta delinear su frente, removiendo el desordenado flequillo antes de recuperar la firmeza de sus ojos.

-No me traiciones, Klaus -dijo, llevando la mano hasta su nuca, empujándole con suavidad para que inclinase el rostro, pegando su frente a la otra. Cerró los ojos-. Quédate a mi lado.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Bleakness [Priv.]

Mensaje por Invitado el Lun Mar 21, 2011 8:41 pm

no cerro sus ojos ni lo penso mucho cuando Taki le pregunto sobre lo primero.
- si, estoy de acuerdo con eso, yo mismo lo elegi, recuerdas? - dijo suave mientras lo seguia mirando fijamente, tomo l amano y beso la palma cerrando levemente sus ojos para despues abrirlos poco a poco - si es por ti Taki, te seguiria hasta el fin del mundo incluso al mismisimo infierno sin importarme con quien enfrentarme si tu estas a salvo - dijo sincero mostrandole esa sinceridad en los ojos, sin pisca de picardia ni lasvicidad ni nada, solo pura sinceridad.
lo que vino despues lo dejo sorprendido, que Taki lo tocase de aquel modo le shokeo ya que no habia echo eso nunca en esos pocos dias de conocerse, cuando paso su mano por su nuca, entrecerro sus ojos un poco notando su frente contra la suya, mirandolo fijamene al oir esas palabras salir de su boca.
- yo jamas te traicionare Taki - dijo, podia aprovecharse de el diciendo que no lo haria mientras este fuese suyo pero lo de que se quedara a su lado sono casi lastimero, como si no tuviese en quien aferarse esa mano fina, asi que elevo sus fuertes brazos y tomo la cabeza de Taki, pero no con posesividad ni nada, sino con signo de proteccion - me quedare a tu lado, no lo dije ya? soy tu caballero, tu espada, el que elimina todos tus males - le sonrio calido mientras compartian ese momento que en si le parecio especial al aleman.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Bleakness [Priv.]

Mensaje por Invitado el Mar Mar 29, 2011 2:10 pm

Muchos tendrían sus dudas en tildar al alemán de agresivo en una situación donde no había sido otra cosa que dulce, delicado y comprensivo. Mientras le miraba, Taki se sentía seguro, cómodo, y la sensación cálida de sus manos cercando su rostro le transmitía buenos sentimientos y ganas de sobreprotejerle, aunque no le hiciera demasiada falta. A cada segundo se convencía de que quería a aquel hombre. Que le quería a su lado, aunque eso chocase con las primeras condiciones que Klaus le había hecho nada mas pedírselo.

No se había olvidado del “se mío...” que había casi ordenado y exigido con tanto descaro en un principio. Y esperaba que el beso que le había “permitido” hubiese sido suficiente como para zanjar aquel indecente tema, porque no se creía capaz de ir mas lejos. No con su Caballero. No con un hombre. No tenía tiempo para pensar en nada de lo que el rubio le proponía, e inocentemente pensaba que podría salvarse de cualquier acto en su contra que tuviese Klaus. Después de todo, y pasase lo que pasase, nunca pediría ayuda de segundas personas para solucionar sus problemas con sus hombres.

-Me enorgullece oírte decir eso, Klaus -la doncella se permitió una sonrisa ligera, alejando por un momento sus preocupaciones para compartir aquel momento con el otro. Bajó la mano por su nuca, sintiendo el cosquilleo de su pelo corto, antes de apartarlas. No quería mantener un contacto mas de lo necesario. Llevando las manos a las de Klaus, que aún descansaban en su rostro, le miró-. Aún no es segura nuestra salida a Berlín. Veremos como evolucionan las cosas, así que estate preparado para cualquier orden que pueda darte.

Le apartó las manos sin brusquedad, posandolas en su regazo antes de levantarse.

-Bajaré a recibir al sastre -finalizó.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Bleakness [Priv.]

Mensaje por Invitado el Mar Mar 29, 2011 4:02 pm

sintio algo calido ante la primera frase que solto taki, era raro oirle decir algo asi y por ello era especial, queria atraerlo y besarlo, saborear esos labios intocables y firmes, hacerle temblar, pero al pareser la labor estaba antes, y mas cuando le oyo comentar sobre el viaje, ahi muchas cosas surgieron en su mente, preguntas que necesitaban respuestas y este no se callaria, cuando bajo las manos de este, miro al rostro del joven y cuando quiso irse, levantandose, entonces klaus afero las manos de su dueño y beso sus manos al llevarselas a la boca, en un gesto noble, no pro nada tenia linaje aristocrata.
- siempre estoy preparado para servirte - lo miro fijo a los ojos "y tu para serivirme a mi?" esa fue la mirada que le puso [XD]
Al oir lo del sastre le solto las manos levantandose, seguramente tendria que despojarse de la camisa o algo, no sabia como lo hacian aqui asi que espero orden alguna, aparte asi le preguntaria sobre el viaje.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Bleakness [Priv.]

Mensaje por Invitado el Mar Abr 05, 2011 4:39 pm

Si hubo algún significado en su mirada, Taki o lo obvió o quiso pasarlo absolutamente por alto, no queriendo volver de nuevo a conversaciones que nada tenían que ver con la relación entre general y su caballero. Le miró, finalizando aquel contacto pasivo y dulce, cerrando los ojos, como si en su mente repitiese aquellas palabras.

-Que lo tengas tan claro hace que mi confianza en ti aumente, Klaus -comentó, antes de alejarse de la cama y girar el pomo de la puerta. Con un gesto de la cabeza, le dejó esperando una vez mas antes de cerrar y enfilar de vuelta el pasillo. Se preguntaba cuan de paciente podría ser el rubio, cuanta serenidad podría albergar su mente, o que tipo de pensamientos con respecto a las guerra y la muerte que engendraba tenía. Le había sacado del mercado por ser un soldado Alemán capturado ilegalmente por su país, para que no hubiesen problemas, pero lejos de aquello no sabía nada mas. La pregunta que él mismo le había formulado se repitió de nuevo en su mente.

-¿General? General Reizen... -la voz del sastre, que ladeaba la cabeza e inclinaba ligeramente el cuerpo le sacó de sus cavilaciones. Se había sentado a esperar en uno de los sillones individuales de la recepción.

-Ah, discúlpeme -se levantó, haciendo un gesto de saludo con la cabeza-. Espero que no le haya supuesto un problema llegar hasta aquí.

-¡No, no se preocupe! -echaron a andar- Siempre es un placer ayudar a la familia Reizen con su vestimenta. Las prendas militares han perdido tradición, desgraciadamente. Aún recuerdo el primer kimono ceremonia que le confeccioné, General. Era un chiquillo encantador y muy serio -soltó una risita, recordando viejos tiempos mientras subían de vuelta al cuarto. Era un hombre entrado en los cincuenta, delgado y espigado, sacandole casi dos cabezas a Taki. Cargaba con un grueso maletín, el cual llevaba lo que necesitase para su trabajo.

Cuando la puerta volvió a abrirse e invitó a pasar al sastre, este se quitó el sombrero de copa baja y miró al rubio, como si esperase que el cliente a atender fuese japonés o, en su defecto, la tan esperada esposa del general.

-Por un momento pensé que se trataba de su prometida -dijo, sin malicia-. Siento la confusión -le tendió la mano a Klaus- ¿Eres nuevo en el grupo, muchacho? Puedes quitarte la ropa, tomaré tus medidas en un momento -dejó el maletín en la cama, buscando la cinta métrica tras abrirlo.


Spoiler:
[*Se da cuenta de que parece que está picando a Klaus con una prometida* .... *Silba xD*]

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Bleakness [Priv.]

Mensaje por Invitado el Jue Abr 07, 2011 12:01 am

arqueo una ceja como molesto por esas palabras, pero era solo extrañado ya que no se hubiera esperado eso de la prometida, ¿seria por eso que no queria nada con él el japones? eso podria explicarlo...
- si, recien entre a formar pate de este grupo - dijo firme mientras se despojaba de su camisa tal como pidio el sastre, dejando al descubierto su cuerpo bien formado de tanto ejercicio, cosa que sorprendio al sastre ya que en japoneses no era nada comun ver semejante monumento, la cosa era un tanto mas dificil cuando le pidio que se quitara tambien el pantalon, se paso la mano pro la nuca.
- creo que eso sera dificil ya que no llevo nada bajo el pantalon - dijo de lo mas tranquilo, no sabia si estar en cueros frente a taki o un japones era de mala costumbre o una descortesia o lo que fuese en ese pais, pero el anciano rio.
- oh, tranquilo joven, no tienes nada diferente a nosotros, somos todos hombres - comento el anciano y klas se encojio de hombros como si dijese "bueno..." y sin mas se despojo del pantalon, quedando frente al anciano y taki como dios lo trajo al mundo.
- vaya, no eres para nada igual a nosotro sjoven - comento el anciano al verlo al completo, en especial una zona muy intima.
- seguramente.. - comento tranquilo klaus, estaba acostumbrado a estar frente a otros hombres sin ropa, no por nada las duchas en la milia eran compartidas como en las carceles, y ahi el anciano comenzo a medirlo con algo de dificultad por la altura de klaus.

Spoiler:
[tu tienta a este lobo que bocado y algo mas fuerte te llevas XDDDD]

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Bleakness [Priv.]

Mensaje por Invitado el Lun Abr 18, 2011 11:21 pm

Prefería obviar las palabras del sastre, que con gran admiración había seguido midiendo a Klaus por secciones del cuerpo. Los brazos, el pecho, la cintura, el cuello, la cadera, las piernas. Lo largo, lo ancho... Taki, tras una primera impresión chocante y vergonzosa, quiso no prestar atención a nada de la desnudez del alemán, dándose media vuelta para tomar el teléfono y pedir algo de bebida caliente para el anciano. Al contrario que Klaus, él no estaba tan acostumbrado a ver hombres desnudos. Desde siempre se había mantenido al marguen en cosas sociales como las duchas de los pelotones, de uso comunitario, o los vestuarios del grupo que comandaba, ya que dada su posición y apellido no había vez que no tuviese una sección aparte.

Tampoco le molestaba, de igual forma. Podía ser mas grande y mas imponente, pero no por ello era algo que él no tuviese. Colgó el teléfono tras pedir té y algo de cerveza para el alemán, recordando el afán que muchos tenían por ella. Luego volvió al centro, donde ambos aún se posicionaban, posando la vista en puntos concretos entre el anciano y los muebles, como si estuviese pensativo o simplemente actuando de la manera mas natural posible.

-General Reizen -la voz del sastre le hizo parpadear, buscando su cabeza tras los hombros de Klaus-. He oído que se acerca la ceremonia de elección. ¿Como lo lleva, si no es muy descarado preguntar?

-Bueno... -la ceremonia de selección era solo una especie de “previos” al matrimonio, perfectamente consumable cuando el cabeza de los Reizen cumpliese 25 años. La mayoría de doncellas elegidas eran de alta cuna, con gran refinamiento y con reconocimiento genético mundial- Supongo que hasta el mas sabio de nuestros antepasados se ponía nervioso la víspera de la ceremonia -sonrió levemente. Ahora que se lo mencionaba, lo recordó: faltaban apenas unos meses para tal acontecimiento.

-Es la misma respuesta que me dio tu padre hace tiempo -el viejo rió-. Joven, levante los brazos. Muy bien, gracias. General, ¿le importa? -las manos del anciano sastre no llegaban a medir el pecho del rubio. Taki se acercó, tomando la cinta, quedando inevitablemente frente a él, a apenas medio paso de distancia. El sastre tomó notas. El tiempo pareció congelarse en aquellos cinco segundos que duró el acercamiento. Tras un “gracias” y el sonido de la puerta, Taki atendió al pedido del servicio.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Bleakness [Priv.]

Mensaje por Invitado el Miér Abr 20, 2011 4:38 am

No le molesto en nada esos toqueteos siquiera reacciono a ninguno de ellos ya que eso tambien era normal para el, ais que mientras tanto oia las conversaciones ajenas, su japones era bueno ya que el estar encerrado en esa carcel aprendio mucho en esos meses al estar ahi sin nada mejor que hacer.
Asi que cuando comenzaron a hablar el sastre con taki se extraño ya que no sabia de que ceremonia hablaban, los japoneses tenian tantas que era dificil el memorizarlas al completo, debia conseguir un libro o a alguien que se lo explicase todo ya que sino jamas entenderia a aquel pais, suspiro leve cuando el anciano de pronto le pidio el favor a taki y este se aserco quedando frnete suya tan de cerca, si no tuviese muchisimo control sobre su cuerpo en esa clase de situaciones, se veria de lo mas excitado ahi mismo y frente al anciano por esa sercania pero se controlo mas de lo debido por...respeto y educacion? a saber el por que, aunque le dijo a taki o mas bien le prometio que si no estaban solos se controlaria pero a la hora de estar solos este lo acoralaria para interogarle por todo asi que cuando estuvieron frente a frente lo miro con ojos calmados pero fijamente hasta que fue el momento de separarse, tomo aire calmandose asi mas, viendo que abria leve la puerta para meter la peticion adentro que era té y cerveza... si eso segundo era para el no sabia si agradecer o maldecir, ya que desde que entro en el ejercito bebia solo cuando tocaba celebrar y eso era raro que el bebiese ya que por los medicamentos en su cuerpo no podia mesclarlo con el licor o podria darle algo.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Bleakness [Priv.]

Mensaje por Invitado el Dom Mayo 01, 2011 7:34 pm

-No sé si te apetecerá algo de esto, Klaus, pero puedes servirte -dejó la bandeja con las bebidas en la mesa, antes de alzar las tazas de té y dejarlas frente a sus respectivas sillas de la manera mas educada que supo (que no era poca). Luego, esperó a que el invitado terminase, manteniéndose de pié en una espera cortés y discreta, pensando que el alemán se estaba comportando mejor de lo esperado desde que hubieron salido de la casa cuartel aquella mañana. Quizás, y después de todo, tenía un tipo de actitud soberbia pero dócil; o al menos lo suficiente como para saber donde estaba su lugar.

-Bueno, esto ya está -escuchó la voz del viejo sastre, que apartó las cintas métricas del cuerpo del rubio y le dio una palmada en el hombro-. Puedes vestirte joven, no pilles un resfriado -sonrió, metiendo sus cosas en el maletín y revisando la libreta- Un traje militar, ¿me equivoco? Si es su caballero necesitará una tela lustrosa y firme. ¿En negro?

-Preferiría que no... -intervino el japonés. Si iba enfundado como un nazi la confianza entre sus tropas se tambalearía de un modo peligroso frente a sus narices- Quizás un color mas claro.

-Entiendo, entiendo -apuntó y preguntó directamente a Klaus sobre el tono que mas creía conveniente. Tras apuntar y recoger, tomó la taza de té y dio un largo y silencioso sorbo-. Delicioso. Espero que pueda asistir al desenlace cuando este se lleve a cabo. Las ceremonias de casamiento de los Reizen son un gran regalo para la vista, y puesto que no creo que llegue a ver a sus futuros hijos casarse pues...

-No diga algo tan negativo. Me aseguraré de que tenga un buen asiento -sonrió suavemente-. De todos modos, muchas gracias por venir hoy. Sé que tiene mucho trabajo.

-¡No se preocupe, por Dios! Siempre es un placer ver a la Doncella de la rosa de cerca~ -sonrió afablemente antes de dar otro trago al té.

No pasó mucho hasta que el viejo sastre, despidiéndose del alemán y negando cortésmente la propuesta de Taki de acompañarle a la recepción, desapareció por la puerta, con el maletín bajo el brazo. Le vio coger el ascensor, haciendo una inclinación con la cabeza antes de volver a entrar, cerrando la puerta del cuarto.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Bleakness [Priv.]

Mensaje por Invitado el Lun Mayo 02, 2011 1:50 am

cuando termino el sastre con las mediciones sonrio al oir esa broma tan clasica pero que siempre era bienvenida en esos momentos, tomo su pantalon primero y se lo puso queriendo tomar luego su camisa pero se detuvo sorprendido al oir eso de boda, taki se iba a casar? eso era... imposible de creer, semejante sujeto de tal belleza no podia unirse con una mujer, era algo... raro, aunque claro, taki paresia como esos dioses y si tenian a una hermosa mujer que pareciese una diosa... que parecia el? el diablo? o un guardian? suspiro al notar un leve dolor y molestia en su cabeza, se froto la cien frunciendo el ceño y cuando oyo la puerta cerrarse giro su rostro viendo solo a Taki ahi, entrecerro sus ojos y camino con paso firme hasta donde estaba el japones, alargo su mano y tomo el brazo fino del chico y tiro de el pegandolo contra la pared ya que la puerta hacia demasiado ruido, acoralandolo contra ese lugar lo miro fijamente con cierta amenaza.
- te vas a casar y no me dijiste nada? - pregunto alfo molesto - es por ello que me niegas tocarte? - realmente molesto estaba por ello pero no le entregaria a esa mujer, lo haria suyo ya que si taki queria que lo protegiese y diese su vida por el, entonces el tendria que pagar con algo para tenerlo asi, ya que como dijo anteriormente, el jamas protegeria a nadie a quien no quisiese o le beneficiase de algun modo.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Bleakness [Priv.]

Mensaje por Invitado el Vie Mayo 06, 2011 6:13 pm

Se vio en una encrucijada.
Cuando su espalda tocó bruscamente la pared y los dedos de Klaus se hundieron en su piel supo cuan enfadado volvía a estar el alemán. Le había parecido un carácter muy pasivo hasta ese momento, y eso le llevó a preguntarse si cada vez que estuviesen solos le faltaría al respeto de aquella manera. ¿Llegaría a temer estar en la misma habitación y con la simple compañía de su caballero? Imposible...

Pero su encrucijada era otra. Dado el interés que tenía el rubio por su persona -simple capricho injustificado, según Taki-, el que se hubiese mencionado su matrimonio -el cual no consumaría hasta dentro de unos años mas, por supuesto- había sido el detonante de su ira. Sus ojos fríos, firmes y demandantes esperaban por alguna respuesta que el japonés pudiese darle, y este se encontró pensando en asentir y confirmar su casamiento. ¿Sería suficiente tal unión para que Klaus moderase su lenguaje y sus actos?

-Te lo niego por ser quien eres -le miró, con la misma firmeza-. Eres mi caballero: alguien a quien he confiado mi vida. Y un hombre -por supuesto, aquello era importante-. Por favor, deja de tener ideas disparatadas con cosas que no podrán ser. La tradición de los Reizen dicta que me casaré cuando cumpla la edad establecida; son los designios de mi destino, así como el de todo hombre honorable -cerró los ojos-. No te preocupes, Klaus. Aún siendo mi Caballero, podrás casarte algún día.

A oídos de Klaus podría sonar egoísta, pero aquella y solo aquella era la absoluta realidad de Taki. Al menos hasta que alguien le mostrase otra igual de convincente.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Bleakness [Priv.]

Mensaje por Invitado el Sáb Mayo 07, 2011 2:11 pm

esas palabras de parte del japones eran como una patada en el estomago del aleman junto a un barril de agua helada que le cabrearon mas de lo normal, practicamente habia detonado algo realmente peligroso, cosa que ni el mismo penso tener.
- no me jodas.. - solto mostrando sus dientes y su rostro mostraba una total molestia - entonces quieres que me case? no olvides que si lo hago, aun siendo tu caballero y todo lo demas, daria mi vida antes por mi esposa que por ti - eso fue lo que dijo al conocerse y lo mantenia, pero el mismo sabia que era imposible el casarse con una mujer ya que se habia fijado claramente en ese chico de caracter algo indiferente, y el le haria cambiar eso, aun si era un poco, haria que se diese cuenta de unas cosas, en especial de su presencia.
Se separo de el tirandolod el brazo hasta echarlo a la cama, le cabreaban ciertamente las palabras dle chico, acaso no habian echo un trato? al pareser el joven no se acordaba de nada, pero el se lo recordaria y muy bien, por lo que se subio a la cama con la rodilla, dejando el otro pie aun sobre el suelo, seguia sin camisa y el pantalon sin cerrar, por lo que mostraba una apariencia algo agresiva y amenazante con su ira aflote, imponiendo su presencia frente al joven que yacia frente suya.
- soy tu guardian como tu deseaste - conto - y yo acepte entregarme a ti pero bajo unas circunstancias que al parecer no cumples, acaso deberia recordartelas? - pero no con palabras claro estaba, ese chico le cabreaba de un modo que jamas sintio, la verdad es que jamas se habia cabreado asi con nadie, siempre pasaba de las palabras ajenas, pero por una extraña razon, ese japones lo alteraba.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Bleakness [Priv.]

Mensaje por Invitado el Miér Mayo 11, 2011 5:29 pm

-La promesa que hiciste en la ceremonia fue la de renunciar a tus derechos como persona. En teoría nunca te podrías casar mientras yo viviese, ¿te parece bien que te lo prohíba entonces? -protestó, indignado al ver que el alemán ni siquiera sentía algo de gratitud por la libertad que estaba dispuesto a darle. No entendía su enfado, no entendía sus arranques de ira para nada- ¡Klaus!

Exclamó su nombre cuando este le había arrastrado, haciendo que su espalda chocase con el duro colchón de látex de la cama. Taki cerró los ojos en el momento del impacto, volviendo a abrirlos cuando quiso incorporarse, quedando solo apoyado en sus codos, con el rubio delante. Imponente. Agresivo. Con aquella mirada demandante que le hacía parecer un lobo hambriento. Aquella escena ya se había repetido el día anterior, y recordaba que todo se había solucionado con un beso. Sin embargo, el Klaus de aquel momento parecía mucho mas enfadado que el del día anterior.

-Después de haber dejado claros tus “privilegios”, ¿intentas volver a chantajearme? -frunció las finas cejas- Tu “sed” ya fue calmada con aquel beso, no puedo hacer mas por ti, como ya te dejé claro en su momento. “Yo seré la vaina que te frene”, ¿no lo recuerdas? Pues te estoy frenando justo ahora.

¿Sería capaz el alemán, su Caballero, de “cortarlo” a él? ¿De ignorar su voz las veces que estuvieran a solas? ¿De dejarle atrás si no respondía a sus caprichos? Taki retrocedió hasta llegar a los gruesos almohadones que se apoyaban en el cabecero. Aquella situación no sería tan fácil de solucionar como la anterior, y eso era algo que su instinto le gritaba al oído.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Bleakness [Priv.]

Mensaje por Invitado el Jue Mayo 12, 2011 4:17 am

fruncio el ceño al oirle, estaba algo harto de oir esas mierdas a cada rato, acaso eso le persigiria toda a vida? era ciertamente molesto, y al ver como intentaba huir el japones le dio a entender que estaba asustado por no saber que es lo que le haria, estaba claro que no lo iba a violar, ya que fijo que acabaria muerto en mas de un sentido y eso no lo queria, se inclino hacia delante acortando un tanto la distancia que los separaba para mirarlo fijamente.
- me temes, taki? - le pregunto miranolo - no pienso violarte si es lo que paso por tu mente - tampoco era una bestia... bueno si pero tenia cierto control, ya que au no entro en el campo de batalla, pero sabia que cuando llegase el dia de estar en una, las cosas cambiarian ya que su control cambiaba totalmente, solo debia avisar al chico para qe estuviera conciente y preparado - Ciertamente soy tu caballero y tu eres el que debe frenarme al igual que yo el protegerte - decia serio - pero una vez que me pongo en marcha, te costara detenerme - decia referente a las batallas - asi que estate preparado para darlo todo - esas palabras guardaban un doble sentido algo obceno, pero verdadero, ya que si perdia su control se volvia una bestia... y por ahora en alemania no habia quien lo detuviese de algun modo.

[se nota que taki aun ni mensiona que los caballeros tiene una vida corta XDDD]

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Bleakness [Priv.]

Mensaje por Invitado el Miér Mayo 18, 2011 6:49 pm

¿Le temía? Buena pregunta. No era miedo, según a su modo de ver. Era quizás algún tipo de respeto insustancial que le dictaba a no subestimar las artimañas y acciones que pudiese tener el alemán contra sí. Aún no conocía como funcionaba su mente, como pensaba ni que era lo que sentía al escuchar todas y cada una de las palabras que salían de su boca. El alemán era pragmático, un rebelde por naturaleza, y lo podía ver en sus ojos. Esas ansias, esa ferocidad propia de un guerrero que ha pasado por incontables campos de batalla. Sin embargo, Taki no se quedaba atrás.

-Ni se me ocurriría pensar que harías tal cosa, Klaus -dijo, muy digno y quizás demasiado inocente-. No sé como actuabas en tu antigua unidad, pero los tiempos de guerra han pasado. Si tenemos conflictos que podamos solucionar por la vía diplomática los solucionamos sin poner vidas en juego. No deseo que te arriesgues ni que “cortes” todo lo que pueda meterse en tu camino; precisamente por ser mi Caballero -cerró los ojos y desvió el rostro a un lado, compungido-. Mi voz será tu guía y mis deseos tu voluntad -recitó-, por lo que no puedo tolerar que sigas pensando que te consolaré por las noches, porque no lo haré.

No lo volvería a repetir. Daba igual lo furioso que pudiera sentirse el rubio o los actos que pudiese llegar a cometer, ya que no cambiaría de idea. Eran las palabras de una larga tradición contra las de un alemán exiliado y sin derechos.


Spoiler:
[Se lo mencionó en la ceremonia, tampoco quiere estárselo recordando cada cinco minutos xDU O lo violas tu o lo hago yo (?)]

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Bleakness [Priv.]

Mensaje por Invitado el Jue Mayo 19, 2011 11:24 am

sonrio mostrando sus dientes y pequeños colmillos mientras el flequillo oscultaba sus ojos, abrio su boca para decir algo pero la cerro rapido, ciertamente todo lo que decia taki teni asentido pero ahora mismo no habia nadie mas en ese cuarto y por lo que sabia nadie vendria en un buen rato, y ciertamente su sangre se sentia bien caliente por la ira pero no por ello queria lastimar a su "protegido" sino que... queria enseñarle algo que jamas olvidaria ya que el solo saber que estaba prometido y que esas palabras se repitiesen por su mente sin cesar hacian que se cabrease mas por lo que alargo su mano tomando el brazo del japones y empujandolo para tumbarlo contra el colchon quedando klaus encima suya mirandolo serio.
- me vale eso de no consolarme todas las noches - pero no habia dicho nada de de vez en cuando y eso si que le vino genial, asi podia aprovecharse del chico y sin que pudiese hacer mucho el menor fue bloqueado por las manos del aleman, tomando este las manos ajenas juntandolas y pegandolas por encima de la cabeza del menor, las sujeto con una sola mano suya que era mas grande que la de el.
Bajo su mano libre por el abdomen del joven por encima de la camisa sintiendo su cuerpo fino aun tras la tela blanquecina, atrapo la camisa y tiro para ariba haciendo que saliese de dentro del pantalon y la subio viendo asi la bariga del chico, su hombligo y un poco de su pecho con sus pezoncitos arosados, se sorprendio por esa silueta ya que era mas fino que el de cualquier mujer y parecia tan.. delicado, sonrio picaro.
- si soy tu caballero, como tal debere ser yo el que te calme despues d eun dia tan duro, no crees? - no era una pregunta presisamente sino un hecho que estaba haciendo al posar su mano sobre esa piel suave y calida, subiendola hasta llegar a esos botoncitos arosados, acariciandolos con sus dedos, su piel a diferencia del japones no era suave sino algo dura y rasposa entre otras cosas, pero eso era normal no tenia tiempo para ni cuidarse ni nada.
Solto un suave suspiro mientras su dedo se paseaba por ese arosado lugar,s intiendolo blandito y mas suave que la propia piel, era como terciopelo del mas fino, era realmente increible que un ser humano pudiera albergar semejante textura y eso que el mismo viajo por casi todo el mundo en las batallas y entrenamiento, aparte de sus propios viajes vacacionales, y para que negarlo, habia dormido con varias mujeres, no era un secreto ya que un soldado siemre debia descargarse de un modo u otro, pero esta era la primera vez que tocaba a un chico y sentia tal fijacion por el... era realmente extraño todo aquello.

Spoiler:
[dejamelo a mii!!! -la golpea klaus- K: el es mio ¬¬*.....]

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Bleakness [Priv.]

Mensaje por Invitado el Vie Mayo 27, 2011 7:01 pm

Cuando le había escuchado decir aquello en principio pensó que podría perdonarle la osadía de volver a acorralarle contra la cama. Era una costumbre que a la larga debía corregirle al alemán, ya que podría llevar a ciertos malentendidos si alguien les viese. Taki empezaba a comprender que quizás se tratase de algún método para intimidar, para dejar clara su postura, ya que las veces anteriores a esa no había llegado realmente a hacerle nada.

-¡...! -el apretón en sus muñecas borró de su mente todas aquellas teorías. No podía soltarse, y el escalofrío que le recorrió cuando su pecho y bajo vientre quedó al descubierto le puso en sobrealarma. Klaus no hablaba aquella vez; actuaba. Y eso era lo preocupante- ¡No! -se negó, obviamente, removiéndose- ¿Que clase de acto crees que estás cometiendo? ¡Klaus...!

Sus gruesos dedos pulsaron contra su piel, haciendo que se estremeciera de dudas y temor creciente. ¿Iba a hacer lo que creía que haría? ¡No podía! Ya solo el hecho de estar tocándole de aquella impura manera merecía un castigo tan severo que poco importaba que fuese su Caballero. Taki apartó la cabeza a un lado, cerrando los ojos con fuerza y apretando los labios, notando su piel y sus pezones erizarse ante un toque tan intencionado como aquel.

-Reflexiona un poco -habló después de tragar en seco, mirándolo con el entrecejo fruncido, dispuesto a solucionar aquello por sus propios medios y sin la necesidad extrema de alzar la voz-, ¿que crees que conseguirás con...? -arqueó ligeramente al espalda, reteniendo lo que parecía ser un gemido de sorpresa.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Bleakness [Priv.]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.