Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Normativa a seguir
por Trapsus Sáb Jul 22, 2017 1:41 pm

» Declaro x3
por Héracles Lun Jul 04, 2016 1:09 am

» Imitation Black
por Leonardo McGolling Lun Abr 21, 2014 2:00 pm

» Cacería en las ruinas [Priv. Giovanni]
por Ryuichi Dom Mar 02, 2014 4:19 pm

» Perfil de Giovanni
por Kousaka Ryoumei Miér Feb 12, 2014 12:21 pm

» ¿Qué se supone que deba hacer ahora? [Privd.]
por Tetsuka Miér Ene 08, 2014 7:08 pm

» Hibari Kyoya
por Minoru Gray Mar Dic 17, 2013 6:50 pm

» Hatake Kakashi [sin terminar]
por Hatake Kakashi Sáb Dic 07, 2013 6:11 pm

» Sol , mar y ... (privado Hide)
por Eloise Lemoine Vie Dic 06, 2013 9:29 pm

» Ficha de Ukyo
por Ukyo Vie Dic 06, 2013 7:47 pm


L'inizio della fine [Priv.]

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: L'inizio della fine [Priv.]

Mensaje por Invitado el Jue Dic 23, 2010 12:00 pm

El japones se torno mas tranquilo al oir la voz de su tan amado Dio , definitivamente el se veia mucho mejor que la moche anterior , al parecer la cicatrizacion de su herida iba bien y aunque un poco debil el chico italiano se veia bastante sereno ...... se deleito un poco mas con la suave piel de las mejillas de Dio hasta que este se incorporo y empezo con sus propios mimos en el rostro del mas calmado japones

- no he dormido mucho , pero me he deleitado viendote descansar asi que no me quejo - dijo con una sonrisa de medio lado mientras oia las proposiciones que el italiano le hacia - esto se solucionara y deberas cumplir tu promesa de llevarme a ese lugar donde nos recuperaremos

El japones beso la mano delicada del albino antes de que este uniera sus frentes en un leve roze el cual Fuuma disfruto como ningun otro ya que extrañaba ese tipo de acercamiento romantico con su Dio ...... lamentablemente fueron interrumpidos por una mucama quien les manifesto el deseo del padre de Dio de tener una audiencia al instante

- asisitiremos gustosos ...... aunque antes necesito que traiga ropa limpia para Dio , no puede presentarse asi delante de su padre - dijo con una seriedad marcial mientras miraba con cierto rigor a la chica quien parecio asentir y retirarse del lugar , seguramente llendo a buscar ropa para el albino -

Fuuma beso la frente de Dio y se puso de pie para ir al cuarto de baño , ahi se aseo un poco y regreso al lado del albino , se sento a su lado y con algo de seriedad empezo a explicarle algunas cosas

- quizas te pido demasiado Dio , pero te pido que porfavor sostengas lo que yo diga , necesito tu apoyo mas que nunca - tomo la mano del italiano entre las suyas y la beso una vez mas - aveces , en este mundo debemos valernos de artimañas ...... en este mundo de la mafia no se consigue mucho sino estas un paso adelante de los demas incluso es valido engatuzar si es que asi ganaras ...... tengo que convencer a tu padre que eres de mi propiedad solo asi volveremos a Japon y seremos libres de estar juntos , se que es ofensivo y que quizas te duela que me refiera a ti como a un objeto que es de mi propiedad pero aveces entre las familias de la mafia prevalece la conveniencia antes que el amor , tu familia te ve como mercancia sabes que yo no te veo asi pero quizas deba negociar por ti como si negociara por un objeto , porfavor comprendelo y ten en cuenta mi amor ...... no puedo vivir sin ti gatito blanco y usare todas las artimañas que tenga para que vuelvas conmigo - trato de explicarle rapidamente para que no huvieran malos entendidos , lamentablemente aquel mundo era asi y solo fingiendo que se interesaba en Dio como solo el contenedor de sus futuros hijos podria sacarlo de alli -

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: L'inizio della fine [Priv.]

Mensaje por Invitado el Dom Dic 26, 2010 9:02 am

Desgraciadamente, ya le constaba todo lo que el otro le decía. La mafia solía ser un lugar muy digno, donde los valores familiares y la propia familia en si eran lo mas importante, aún no teniendo la misma sangre. Sin embargo, aquel concepto se había deteriorado por las ansias de poder y conquista de territorios, y sabía que había que actuar como ellos para poder lograr que al menos le escuchasen. Dio no dudaría en manipular a su propio padre -si eso era posible- con tal de que aquello pasara sin mayor incidentes.

Negando con la cabeza, sonrió.

-Tranquillo, non è che no lo comprenda, Fuuma. Si tienes un plan en mente y estás seguro de que funcione puedo ser toda la posesión tuya que quieras -se quedó serio- El aire de esta casa me marea, quiero irme... -por primera vez estaba admitiendo sus deseos respecto al lugar donde estaba. Claro que no quería estar allí. Aquel ambiente le asfixiaba-. Pero yo también tengo algo que pedirte.

Se acalló al escuchar a la sirvienta de vuelta, trayendo consigo uno de los trajes de Dio, completamente blancos. Dejándolo en la cama, se retiró. El italiano miró las ropas y soltó una risilla burlona.

-Hace tiempo que no me visto como un mafioso -se levantó, despacio, caminando lentamente hasta los pies de la cama, notando como los puntos no le dejaban ponerse del todo derecho-. Creo que prefiero mis uniformes de Barman. Ayúdame, caro~

Cogió el pantalón y se lo pasó a Fuuma, apoyándose luego en su hombro a la espera de que le ayudase al agacharse. Mientras, dio a conocer sus detalles respecto a aquel plan.

-Mio padre è alguien estricto, confío en que lo sepas -empezó, con seriedad, sin alzar la voz mas de lo necesario-. Si decide tomar medidas, no te metas, o dañarás su orgullo como cabeza de famiglia y entonces no tendrás su confianza para hacer tratos. Si tienes que actuar con frialdad, actúa, aunque te moleste lo que escuches. Como has dicho, io sono solo un oggetto. Siamo d'accordo?

Le dio unas palmaditas en el hombro, dedicándole una sonrisa tierna. Aquellos dos días habían sido largos, aunque aquel no empezase aún. Con un poco de suerte al anochecer estaría de vuelta en su casa e incluso podría ir al trabajo... Aunque con aquellas pintas mejor pediría una baja temporal o asustaría a los clientes.

Tras ponerse la camisa de botones a medio abrochar y la chaqueta por encima, salieron por fin del cuarto. Dio cojeaba, puesto que tenía mas dolores internos que el balazo en el costado. Ivan le había dejado para el arrastre. Dándole indicaciones a Fuuma, en el cual se apoyaba, acabaron frente a las puertas del Segundo salón, ubicado junto a la puerta que llevaba al jardín trasero, en el fondo de la casa, donde la recepción de su padre le esperaba ya con las puertas abiertas.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: L'inizio della fine [Priv.]

Mensaje por Invitado el Dom Dic 26, 2010 12:11 pm

El japones sonrio brevemente al oir las cosas que decia su amado italiano peliblanco , estaba mas tranquilo ya que Dio parecia entender sus planes y estaba dispuesto a secundarlo en lo que dijera e incluso le dio consejos de como dirigirse al jefe de la familia Fiore , no iba a ser una tarea facil pero con aquellas pautas tan utiles la tarea era un poco mas sencilla , al parecer Dio tenia una peticion pero se vio interrumpido por la muchcha del servicio que le trajo unas prendas

- no te preocupes , cuando estemos libres de este problema cumplire todas las peticiones que tengas - murmuro suavemente en su oido antes de darle un suave beso en la mejilla -

Sonrio ante el comentario sobre el traje , a el mismo le sorprendia ver a Dio en ese atuenda despues de todo estaba acostumbrado a verlo en esos ceñidos trajes de barman que tanto le gustaban al japones pero ya tendria tiempo de verlo despues en aquellos trajes tan sexys

- claro , deja que te ayude con esto - dijo tranquilamente mientras lo sostenia de la cintura y le ayudaba a ponerse los pantalones con mucho cuidado para que no lastimaran mas el ya maltratado cuerpo del felino peliblanco -

Cuando el italiano estuvo vestido siguio sujetandolo de la cintura para servirle de apoyo ya que se le dificultaba un poco el caminar por lo lastimado que estaba ..... en poco tiempo llegaron al lugar de la reunion , por un breve momento solto al peliblanco e hizo una reverencia muy formal al jefe de la familia Fiore quien ya estaba esperandolos

- lamento perturbar su casa a tan tempranas horas de la mañana pero tengo buenos motivos para esto - dijo seriamente mientras sujetaba con cuidado a Dio y esperaba ser invitado a la mesa , despues de todo en su pais natal el trato era bastante formal en las reuniones y los invitados debian esperar a ser invitados -

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: L'inizio della fine [Priv.]

Mensaje por Invitado el Vie Dic 31, 2010 9:08 am

La segunda sala de reuniones se asemejaba mucho a la primera. Tenía una chimenea, una gran ventanal adornado con aterciopeladas cortinas rojo sangre y una gran araña dorada colgando del techo. El suelo lo cubría un tapizado elegante, en tonos marrones; intentando acoplarse a la decoración seria de la habitación. Habían sillones a ambos lados de la estancia y una mesa con solo dos sillas en una esquina, sutilmente ladeada, donde descansaba una bandeja con una gran jarra de cristal llena de agua.

El cabeza de familia se hallaba sentado, al menos hasta que vio a Dio entrar, en el único sillón individual que había, precediendo los otros con un grueso respaldo. Contando a las personas presentes había una sirvienta junto a la mesa e Ivan, de pié junto al sofá de su padre. Dio apretó los labios, se soltó de un formal Fuuma y entró, dando pasos torpes hasta sentir como estos eran opacados por la alfombra.

-Buongiorno... -se le ocurrió decir. No era la primera vez que veía a su padre. Al llegar el día anterior a medio día habían tenido una discusión y se había llevado un buen guantazo por su parte. Ahora, seguramente conociendo la situación del japonés y suya por boca de Ivan, las cosas estaban de nuevo tensas. Antes de poder dar otro paso mas y levantar la vista para escuchar lo que tuviese que decir, el rostro furioso de su padre frente suyo le sobresaltó, sintiendo poco después la violenta bofetada en la mejilla. Trastabilló hacia un lado, casi cayéndose, pudiendo sostenerse de uno de los sofás.

Comenzó a gritarle, con voz ronca y grabe, improperios en italiano. Largas frases que se podrían traducir como “¿Quien te ha dado permiso para salir de tu habitación?” o “Eres una vergüenza y no haces nada para remediarlo”; a parte del tan nombrado “Por eso nunca llegarás a nada en esta familia”. Dio le escuchaba, mientras su larga melena albina había tapado casi por completo su rostro de la sacudida que había recibido. Le ardía la mejilla y siempre que se enfrentaba a su padre su orgullo quedaba por los suelos, pero no dijo nada.

-E tu... -miró a Fuuma, luego a Ivan, que le asintió. Volviendo al moreno y mirando de reojo a Dio, se dio la vuelta y ocupó de nuevo el sillón, haciéndole una seña para que se acercase- I giapponesi, giusto? -se aclaró la garganta- Debes ser el actual líder de alguna de las yakuzas de Japón, ¿verdad? Pocas veces se ha dado el que un oriental quiera hacer tratos con la mafia italiana.

Le hizo otra seña a la sirvienta, que se le acercó con una caja de madera llena de finos puros. Cogió uno y mandó a la chica junto a Fuuma, por si quería servirse.

-Bueno, siéntese -dijo, con un desconfiado respeto que rozaba la burla-. Explíqueme el negocio que tiene para mi.


[*”Y tu... El japonés, ¿verdad?”]

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: L'inizio della fine [Priv.]

Mensaje por Invitado el Dom Ene 02, 2011 10:01 am

Tenia ganas de correr hacia Dio y protegerlo entre sus brazos pero por ahora el japones no podia hacer mas que observar friamente como su amado felino blanco fue golpeado por el jefe de la familia Fiore quien parecia tener bastante poco de padre y si mucho de mafioso ..... solo se acerco a la mesa y tomo asiento , conteniendo las ganas de golpear al padre de su futuro prometido , por ahora debia mantener su cabeza fria o perderia a su tan amado gatito italiano

- asi es , soy lider del clan Ryu uno de los mas grandes clanes yakuza de todo Japon - dijo seriamente mientras con un ademan negaba la invitacion para tomar un puro - como su hijo - refiriendose a Ivan - debe haberle comentado he venido aqui por Dio , lo conoci en Tokyo y despues de verlo unas cuantas veces decidi que lo queria para mi , su belleza europea es un rara en mi pais seguramente mis hijos con el serian perfectos - dijo con un aire egolatra dando a entender que solo queria a Dio como contenedor para sus futuras generaciones aunque eso fuera solo una treta -

Miro levemente a Dio pero ni en su mirada demostro alguna emocion en particular , no era adecuado mostrar debilidad en aquel momento

- cuando Dio llego aqui esperaba un hijo mio fue por eso que lo segui desde Tokyo , no podia marcharse con un primogenito mio en su vientre -miro a Ivan acusadoramente - ahora mi hijo esta muerto por un incomprensible arranque de ira , usted digame que haria en el caso de que un futuro heredero suyo muriera .... soy un hombre de negocios señor Fiore como deberiamos arreglar esto ya que al parecer usted no tiene interes alguno en alguien que para mi si tiene utilidad , podriamos sacar algo provechoso de todo esto - dijo con seriedad mientras no le quitaba la vista de encima a su anfitrion y a Ivan de quien aun , y con razon , seguia desconfiando aunque en su mente aun estaba la preocupacion por el magullado Dio ...... pero confiaba en el y en su capacidad de aguantar un poco mas aquella situacion que pronto acabaria -

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: L'inizio della fine [Priv.]

Mensaje por Invitado el Jue Ene 13, 2011 11:43 am

Curiosamente, Dio parecía muy sereno. Estando junto al sofá, escuchaba todo lo que Fuuma decía, así como captar y esquivar sus miradas aparentemente frías. Aún con todo aquello, sería difícil convencer a su padre de entregar algo suyo, que aunque no tuviese valor para él, pasaba automáticamente a tenerlo si lo quería otro. También estaba Ivan, cuya capacidad de observación asustaba...

-Así que de los Ryu... -meditó el cabeza de familia al escuchar toda la palabrería del mas joven; incluidas sus acusaciones hacia su hijo mayor o el trato que intuía que le estaba proponiendo. Recordaba, internamente, que hace años habían tenido una trifulca con aquel clan; pero se ahorró el mencionarlo porque había sido, mayormente, culpa de los Fiore y sus jóvenes impulsivos- ¿Por que repentinamente se vio interesado en un hombre italiano? -levantó una ceja, mirando a Dio y luego a Fuuma- Tras conocerle habrá intuido que pertenecía a nuestro Clan, así que el que se acercase a él mas bien parece interés propiamente material. Si quiere rehacer la alianza con los Fiore no era necesario armar todo este escándalo con mi querido hijo -refiriéndose a Dio.

Ivan pensaba sus propias cosas, mientras tampoco se movía de su lugar junto al sillón donde descansaba su padre. Tenía los ojos puestos en Dio, que una de las veces le devolvió la mirada, apenas sin parpadear, durante el largo rato que duró el silencio. El cabeza de familia, tras encender el puro y dar una larga calada, volvió a hablar, y fue cuando el contacto de sus ojos se rompió al fin.

-Respecto a su hijo, lo lamento -no parecía lamentarlo en absoluto-, pero vuelvo de nuevo a lo de antes: ¿por qué querría tener un hijo con un hombre? Si le gusta el físico de los italianos, tiene tantas mujeres como quiera en este país. Si es solo interés por tener un hijo con rasgos europeos le serviría cualquier chica con buenos atributos.

Dio frunció las cejas, pensando que su padre ya había lanzado su ataque respecto a “aprovechar al máximo algo suyo”, aunque le hubiese ignorado casi toda su vida al no verle capaz de liderar a la familia.

-Hablando claro y resumiendo, Señor Ryu -interpeló, antes de que el otro pudiera decir nada. Se acomodó de manera arrogante en su sofá y le miró, altivo-: quiere aprovecharse de la tragedia causada por mi hijo -miró a Ivan-, ¿para llevarse a uno de mis herederos? Soy también un hombre de negocios, pero solo si estos tienen sentido y me benefician, muchacho. Después de todo, si Dio tiene un hijo también sería propiedad de los Fiore, así que en este punto la alianza que podamos llegar a consumar se tambalearía al no ponernos de acuerdo sobre que bando se quedaría al primogénito. Que haya muerto es lo de menos, ya que puede tener otro, ¿no?

“¡Viejo descarado...!” -Dio apretó los dientes, sin sorprenderse ya por lo superficial que podía llegar a ser su padre; que al parecer se había percatado del interés que tenía el japonés por algo que, efectivamente, no le estaba siendo a él de ninguna utilidad. Pretendía aprovecharse de ello, al menos para sacar alguna clase de beneficio digno de una familia como los Ryu.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: L'inizio della fine [Priv.]

Mensaje por Invitado el Jue Ene 13, 2011 12:20 pm

El japones se mantenia sereno ante aquel ataque verbal , despues de todo sabia que si perdia los papeles terminaria perdiendo a Dio para siempre y eso no era aceptable de ninguna manera , al menos lo tranquilizaba que el peliblanco y rabioso hermano de Dio guardara silencio y no se metiera en las negociaciones

- agradesco su preocupacion por mi vida sentimental y mis futuros hijos pero , con todo el respeto que se merece señor Fiore , ese es mi problema ..... yo escogere a quien yo considere adecuado para formar a la futura generacion de mi familia - dije con seriedad , si aquel hombre queria hablar de negocios pues eso hariamos -

Le hecho una rapida mirada a Dio y este se mantenia igual de serio cosa que tranquilizo a Fuuma ya que necesitaba de la lucidez del italiano

- si usted desea ir al grano a eso iremos , le recuerdo que si me caso con Dio nuestros clanes se unen por ende ambos tendremos privilegios irrevocables , negocios , intercambios , acceso ilimitado al pais , dotes , claro , para esto deberemos firmar papeles y ciertas formalidades ya que ningun clan puede sobrepasar al otro pero esas son cosas que arreglaran nuestros abogados ..... aqui nadie pierde , señor Fiore ...... digame , desde cuando que no va a Asia , se que sus negocios por alli no marchan del todo bien , con mi intervencion todo podria mejorar y tendria un mercado mas amplio de opciones - no era mas que la verdad , despues de todo esos eran los terminos de un matrimonio arreglado , tambien seria beneficioso para mi familia ya que tendriamos un rango de negocios mas alto en Europa aunque esa no era la prioridad para mi - entonces que decide , se quedara con algo que no le hace el mas minimo provecho o tomara algo que favorecera a su clan y a sus negocios

Al japones no le hacia gracia referirse de ese modo a Dio pero si demostraba demasiado sus sentimientos terminaria perdiendo el mando de su clan y tampoco era algo que podia permitirse , en su mente rogaba que el italiano lo disculpara por aquellas palabras tan duras

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: L'inizio della fine [Priv.]

Mensaje por Invitado el Jue Ene 27, 2011 6:21 pm

Aquel jovenzuelo, a su modo de ver, era hábil con las palabras y tenía muy claras las prioridades a tratar. Sin duda era un buen negocio, de esos que no se pueden dejar escapar. Pero las tornas habían cambiado: ahora no era él quien estaba en el bando de los que pedían alianza, sino del que podría otorgarla, lo cual no dejaba de parecerle interesante y con muchas posibilidades de regodearse en su recién adquirido poder.

-No estoy especialmente interesado en fusionarme con un clan asiático. Ya sabe, costumbres de mafias italianas -hizo un gesto con la mano que sostenía el puro y soltó una risita ronca, ironizando a su manera-. Pero tener apoyo empresarial de una potencia como los bajos fondos de Japón si que es cuestionable. Sin embargo es de mi querido hijo de quien hablamos, así que espero que pueda garantizar su seguridad mientras esté a su cargo.

El cabeza de los Fiore no era un hombre insensible, aunque bien era cierto que tampoco destacaba por ser cariñoso. Solo le importaban los negocios, y sabía que si Dio llegase a tener algún “accidente”, el apoyo de la familia contraria se tambalearía y cedería con el tiempo. Y el italiano sabía exactamente que es lo que le pasaba a su padre en aquellos momentos por la cabeza. Era tan predecible que a veces costaba creer que dirigiese el imperio de los Fiore.

-De resto, no hay ningún problema. Los términos, transacciones y demases se tratarán frente a los abogados -se apoyó en los brazos del sofá antes de hacer un pequeño esfuerzo, soltando un gruñido antes de levantarse, enderezarse y señalar con la mano a Ivan, que seguía tras suyo, a un lado-. Entenderá que quiero garantías, así que él se encargará de cerrar los negocios con sus abogados en Japón junto con el que asignaremos nosotros para representar a nuestro apellido. También será el encargado de entregarle a mi hijo, así que absténgase por el momento de cometer alguna imprudencia, capisco?

Dio abrió los ojos, mirando como Ivan daba un paso al frente. ¿Pretendía acompañarles de vuelta a Japón? Sería demasiado bizarro que su hermano ahora se le metiese en casa. Como si no hubiese tenido suficiente de él en aquel solo día.

-Por supuesto espero poder ver a mi nieto pronto -se oyó al señor Fiore entonces, con aquel tono entre la arrogancia y la amenaza. Si aquel acuerdo era simplemente material supuso que el Joven Fuuma querría tener un primogénito lo antes posible; aún cuando su pareja no estuviese de acuerdo. Acercándose y levantando la mano, apartó el tupido flequillo del rostro del joven italiano con un gesto efímero y poco afable-. Espero que tenga tus ojos, Dio -recalcó su deseo de que no se pareciera en nada mas a él. Tras este apartar la vista, el que encabezaba el grupo lo pasó de largo, dándole instrucciones a las criadas para que preparasen el coche entre otras cosas en un italiano tajante y seco.

La habitación ahora era ocupada únicamente por Fuuma, Ivan y Dio.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: L'inizio della fine [Priv.]

Mensaje por Invitado el Vie Ene 28, 2011 1:02 pm

El japones solamente asintio a lo que dijo el jefe de la familia Fiore , no le hacia gracia que fuera Ivan quien se encargara de los tramites legales pero al menos en Japon podria tenerlo bien vigilado ypodria aplacarlo si intentaba algo contra Dio ..... cuando el padre de su felino blanco salio de la habitacion se acerco a Dio y rodeo sus hombros con uno de sus brazos

- creo que no tenemos nada mas quehacer aqui , vamonos de inmediato ..... y tu ..... - miro seriamente a Ivan - ...... cuñadito ..... - sonrio maliciosamente antes de proseguir - ...... nos vemos en Japon , en cuanto arregle los documentos y les presente el caso a mis abogados nos estaremos comunicando - era inevitable que el otro peliblanco no entrara a sus dominios , despues de todo pronto serian familia pero eso no cambiaba la antipatia que sentia por Ivan -

Le dio unos leves golpecitos en el hombro a Dio indicandole que debian irse , aun rodeando sus hombros con su brazo empezaron a avanzar , ya tenia ganas de marcharse de ahi y no volver ...... tendria muchas cosas que explicar cuando volvieran a casa , su padre seguramente no estaria muy feliz por aquella situacion y deberia explicar inteligentemente los motivos de su viaje y del trato que hizo , tambien deberia presentar formalmente como su pareja a Dio seguramente veria nuevamente al padre de Dio ahi ya que las formalidades en Japon eran muy estrictas ..... pero al menos ya tenia lo principal , la estabilidad de Dio en un solo pais y sobretodo el cese de los abusos contra el

- estaria bien si nos fueramos ya , aunque antes debo llamar a Kiku para que nos de el alcanze en el aeropuerto ..... si tu estas de cuerdo

Sonrio solo como lo hacia cuando estaba delante del peliblanco antes de comenzar a acariciar los cabellos sedosos y blancos de Dio , su Dio

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: L'inizio della fine [Priv.]

Mensaje por Invitado el Vie Feb 04, 2011 12:48 pm

El silencio le pareció tan espeso que por un momento le costó respirar. Desde un lado del sillón que segundos antes había ocupado su padre Ivan le miraba apenas sin parpadear, y eso hizo que quisiera devolverle una mirada igual de desafiante. Aquellos años lejos de aquella casa y con un trabajo nocturno como el que tenía había aprendido muchas cosas sobre cómo tratar a personas difíciles. Aunque ante él casi siempre claudicase…

-Non esitate –comentó Ivan, con la misma frialdad y negándose a ceder terreno frente al Japonés. Dio miró a Fuuma y dio media vuelta, caminando con él hacia la salida. Si no había problemas entonces podrían irse de inmediato. Ni siquiera había deshecho las pocas cosas que había llevado.

-¿Estás seguro de que puedes hacer este tipo de tratos? Acabarás metiéndote en un lío –le murmuró, traspasando la puerta y encaminándose hacia la salida. Su padre seguramente había vuelto a subir o estaría en el Gran Salón principal comunicándose con sus abogados. No quería que Fuuma hiciera cosas de aquel calibre por él, ya que llegados a un punto no sabría como devolverle los favores.

Bajó la mirada, sintiéndose bastante reconfortado aún con todo. Sentía que no podía andar bien, tanto por la herida reciente como por todo el día que le había hecho pasar atado a la cama. Al menos le quedaba el pensamiento de que no volvería a repetirse, al menos por el momento. Alzó los ojos, cargados aún de aquella innata sensualidad suya, mirando al mas alto con cariño, estirando sus labios en una pequeña sonrisa al notar sus manos acariciarle y mover los largos mechones de su melena albina. Levantó la mano, acariciando y llevando una de las suyas a su mejilla, donde recostó la cabeza.

-Sono Spiacente –se disculpó por el mal rato que le había hecho pasar al llegar a la casa. Por nada del mundo pensó que Fuuma le seguiría hasta allí…- Me alegro de verte –sus mejillas se colorearon de un rojo sutil, mirándole de nuevo, queriendo abrazarle y besarlo, pero de momento no era una buena idea. No en aquel lugar- ¿Kiku? Te refieres… ¿Tetsuyuki? –se dio cuenta, parpadeando- ¿Él también ha venido?

¿Desde cuándo se conocían esos dos…?



[*"No lo dudes"]

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: L'inizio della fine [Priv.]

Mensaje por Invitado el Vie Feb 04, 2011 10:34 pm

- si , el esta aqui y la verdad fue que por su causa vine a Italia - le comento ya que en verdad fue por la intervension de Tetsuyuki fue que Fuuma pudo ir a rescatar a su felino albino , despues de todo cuando noto la ausencia de Dio , el japones , estaba lleno de furia y no penso en la posibilidad de que el albino se fuera del pais - yo estaba muy enfadado cuando no te encontre y jamas se me abria cruzado por la mente la situacion en la que estabas , sino huviera sido por Kiku jamas huviera sabido la verdad ni huviera podido encontrarte , le debo mi felicidad y espero que haya algo con lo cual retribuirle - menciono con una leve sonrisa , en verdad le seria muy dificil saldar la cuenta que tenia con Tetsuyuki despues de todo lo que hizo por el y su gatito italiano -

Rodeo con su brazo la estrecha cintura de Dio y lo atrajo un poco mas hacia el , aquel calor , aquel delicioso aroma , ese sedoso cabello y ese gusto que simplemente sentia al estar cerca de Dio nada podia reemplazarlo , definitivamente el japones estaba enamorado del pequeño italiano , lo idolatraba y no lo dejaria marcharse jamas ...... llegaron a la habitacion que le habia sido asignada a Dio y ahi enviaron a la servidumbre a traer los pocos objetos que Dio habia llevado , mientras tanto Fuuma hizo las coordinaciones necesarias para encontrarse con Kiku en el aeropuerto donde ya preparaban el jet para regresar a Japon ...... despues de dar las indicaciones respectivas Fuuma se dio un respiro y se sento al lado de Dio mientras esperaban su equipaje , ahi lo estrecho nuevamente entre sus brazos aunque tuvo que contener un poco sus fuerzas para no dañar al albino

- no quiero que vuelvas a pensar en que eres un estorbo para mi , tu eres lo mejor que me a pasado en la vida y jamas seras una carga - susurro en el oido del italiano - regresaremos a Japon y todo seguira tan bien como antes , aunque ahora soy mas feliz que antes porque eres mi prometido y ya nadie podra robarte de mi lado - rio brevemente aun con sus labios acariciando el lobulo de Dio - te protegere de todos y de todo ..... pero debes prometer que no me daras un susto como el que diste ahora , sentia que el mundo se me venia encima cuando no te encontre y por primera vez senti que no tenia control sobre nada , me senti vulnerable y temeroso porque Dio no estaba a mi lado y se habia llevado mi corazon con el ....... cual crees que deba ser el castigo de Dio por ser un niño tan malo - lo dijo en tono de broma antes de darle un suave mordisco en la oreja a Dio , aquello habia pasado y queria darle un sentido de broma a aquella conversacion ya que no queria que el italiano se complicara la vida pensando en el pasado , lo unico que Fuuma deseaba ahora era darse un buen descanso despues de tanto jaleo , si , era una buena idea tomarse unas vacaciones con el albino , quizas ir a los baños termales que le prometio que conoceria aunque antes venia una tarea dificil ...... presentar a Dio formalmente con su familia ...... aunque por ahora preferia no pensar en eso o le arruinaria el buen humor que se traia - por cierto , olvidaste esto en el hotel - tomo la delicada mano del albino y le coloco la alianza que habia sido dejada en el hotel , nuevamente en la mano de su dueño esta se veia radiante , al estar colocada Fuuma beso la mano de su angel blanco y siguo disfrutando del contacto de sus labios con la aterciopelada piel de la persona que tanto amaba -

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: L'inizio della fine [Priv.]

Mensaje por Invitado el Sáb Feb 12, 2011 6:19 pm

Casi podía imaginarse todo lo que le habría pasado por la cabeza. La desconfianza, la ira, la frustración... Seguramente en el mismo instante que vio la nota y el anillo en la mesa, sin mas explicaciones, pensó lo innombrable sobre él; al igual que había pensado él mismo sobre otras parejas. No hubiese querido llegar a tal extremo para solucionar de una vez por todas un asunto familiar que había ido posponiendo a lo largo de los años. Mientras no le encontrasen y le dejasen tranquilo estaría bien aún siendo un fugitivo, pero desde que el japonés había entrado en su vida sentía que no quería llevar el peso de nada que pudiese entorpecer su relación con él.

Por ello, el estar abrazándolo pasada la mayor tormenta le hacía feliz, le hacía sentir tranquilo y no notaba el cuerpo tan tenso, aún estando en aquella casa. Sabía que no había terminado todo, que el causante de muchas de sus pesadillas les seguiría incluso a la seguridad de la ciudad donde residía; pero tenía la confianza de poder dominarle si estaba en su terreno. Y mucho mas si Fuuma le veía de una manera tan tierna y tan posesiva como le había estado diciendo mientras le miraba.

Sonrió, mostrando unos ojos brillantes de emoción que no se molestó en ocultar. Rió por lo bajo, alzando la mano y viendo de nuevo el anillo relucir en su dedo. Cualquier toque, beso y suspiro que diera el japonés contra su piel ya le era motivo de regocijo; aún no estando en sus mejores condiciones.

-El castigo de Dio sería no dejarle disfrutar di tutto l'amore che Fuuma le da -dijo, imitando su tono, acercándose como un gato que busca que le acaricien tras las orejas-. O también podría perdonarlo y a cambio vestiría de sirvienta durante una semana entera para compensar la fuga~ -sabía que no lo compensaría, pero quitarle hierro a las situaciones era su especialidad. Frotando su mejilla contra la suya, y tratando de no mover el cuerpo mas de lo que podía, besó la comisura de sus labios, bajando hacia su mentón, su cuello y bajar directo a su pecho, a la altura de su corazón, donde también posó la mano.

-Y creo que yo he roto algo tuyo -pesó su pecho sobre la ropa, acariciando, como si intentase sanar una herida invisible-. Tranquilo, no me lo volveré a llevar sin tu permiso -sonrió, ruborizado.

Fuera de la casa parecían prepararlo todo para la partida de los dos herederos -uno mas que otro- y el invitado. Al menos así habían sido llamados. El coche negro parecía brillar en la puerta, mientras los guardias se preguntaban a que venía tanto formalismo por un hombre que prácticamente se había colado en la propiedad de los Fiore.
Dos toques en la puerta precedieron a la mujer que les había guiado hacia ella.

-Sus pertenencias han sido llevadas al vehículo, Señorito -dijo en un perfecto y femenino italiano, señalando el pasillo-. Al parecer son los últimos que quedan por salir.

Dio se levantó de la cama, vestido formalmente y desordenándose algunas prendas a propósito. Miró a Fuuma y trató de andar derecho, ya que gracias a los medicamentos no le tiraba tanto al tratar de moverse.

-Vayámonos de aquí -le confió, antes de salir por la puerta a su lado y bajar a la gran entrada de la mansión, donde tendrían que caminar hasta el garaje de la parte lateral para no tener que andar por la ladera. No pasó desapercibido el hecho de que era Ivan el chófer. Aunque con ello irían al punto de encuentro, y con o sin él volarían de vuelta hacia Japón para retomar la pausa de sus vidas.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: L'inizio della fine [Priv.]

Mensaje por Invitado el Sáb Feb 12, 2011 9:47 pm

Dio comenzo a comportarse como solia hacerlo normalmente , eso complacia mucho al japones y lo tranquilizaba tambien , despues de todo si el italiano empezaba a moverse con mas naturalidad era porque empezaba a sentirse mejor de sus heridas ...... tenia la misma mirada radiante de siempre , aquella miradita que hacia temblar el corazon del japones , Fuuma realmente lo amaba , amaba a aquel gatito escurridizo y sensual quizas mas que a su vida ...... poso su mano sobre la mejilla del italiano y le hizo una suave caricia mientras este hablaba

- una semana es poco tiempo para atender a mi corazon herido , creo que solo podria perdonar a Dio si el se vistiera de sirvienta por un mes completo - murmuro traviesamente en la oreja de Dio antes de darle unas suaves palmadas al trasero del italiano , claro , teniendo cuidado ya que sabia que aquella zona del pequeño italiano habia sido duramente lastimada -

No pudo evitar sonrojarse levemente al oir las dulces palabras y los delicados mimos que hacia Dio en su pecho , realmente eran pocas las veces en que el italiano se mostraba asi de dependiente y necesitado de el , pero era una actitud a la que el japones con gusto se acostumbraria ..... le empezo a hacer suaves caricias al cabello sedoso de su ahora prometido , disfrutando del aroma de este y de la cercania de su compañero cuando la puerta se abrio y se les comunico que debian partir ya que el auto estaba listo ..... no le importo caminar al lado del peliblanco pero la distancia era algo larga y era obvio que Dio aun no podia andar con comodidad por lo que lo tomo en brazos ante el asombro de algunos escoltas y quizas ante el asombro del propio Ivan , que al parecer seria el chofer aquella noche

- no se porque nos miran asi ...... quizas la proxima vez si hagan su trabajo protegiendo al heredero de esta familia asi Dio podra caminar solo

Dijo mordazmente , obviamente a algunos no les hizo gracia aquel comentario pero al japones le importaba bastante poco la incomodidad que sintieran , despues de todo ahora era parte de aquella familia y asi como el señor Fiore se aprovecharia de sus relaciones familiares el haria lo mismo ..... ya dentro del auto rodeo a Dio con uno de sus brazos y miro seriamente al espejo retrovisor por donde seguramente Ivan los observaba

- seria prudente irnos , alguien nos espera en el aeropuerto y mi jet esta listo para despegar

Aconsejo al otro italiano mientras mantenia su posicion y , claro , tambien manteniendose alerta ya que no se fiaba para nada de Ivan y de sus intenciones

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: L'inizio della fine [Priv.]

Mensaje por Invitado el Vie Feb 18, 2011 7:01 pm

Se abrazó, por instinto, al cuello de Fuuma cuando se vio levantado del suelo, poniendo en un principio cara de impresión y circunstancias. Le miró a los ojos, escuchando como parecía querer cortar las descaradas miradas de todo su servicio. Luego, mirando por encima de su hombro vio alejarse al interior de la mansión, a las criadas, a los guardias y al enorme jardín. No sabía si volvería a atravesar las rejas de aquella casa, ni si volvería a caminar por los pasillos engalanados de camino a su habitación o a la de su hermano, pero por el momento parecía poder volver a su pequeño e iluminado apartamento de Tokyo, donde tenía mil veces mas libertad que en aquel extenso lugar. Se permitió pensar si su jefe se habría enfadado por faltar dos noches al trabajo...

-Vamos, caro. Desde hace mucho no soy el heredero de esta familia -le murmuró, apoyándose en su hombro, dejándose llevar, cerrando los ojos. El perfume de Fuuma era reconfortante, masculino y le traía recuerdos gratos. Quería disfrutar un poco mas de aquella fragancia antes de que cualquier otro infortunio los separase.

Una vez dentro del coche, captó la mirada de Ivan al momento. Sentado pegado al japonés, le devolvió el gesto, mientras el otro parecía querer apurar su marcha. Tras unos momentos en hiatus, como desafiando su petición, el coche vibró y puso rumbo al aeropuerto.

[…]

Durante el trayecto apenas habían hablado, ya que Dio consideraba prudente no exaltar mucho mas a su hermano. Capaz era de hacer cualquier cosa si cambiaba de idea e ignoraba las ordenes de su padre. Cuando aparcó en la parte lateral del aeródromo de Nápoles, vio para su sorpresa que Tetsuyuki, efectivamente, estaba esperándoles.

-Llegáis doscientos veintinueve segundos tarde -reprendió, de brazos cruzados, al ver las puertas abrirse y los tres chicos salir. Miró de reojo a Ivan, preguntándose que tipo de trato había logrado Ryu para tener a Dio de vuelta.

-¡Kiku~! -Dio no pudo evitar alegrarse al tenerlo delante, ya que era otra cara conocida del país que le había dado la libertad. Queriendo caminar hacia él de unas zancadas acabó cojeando y tropezando, no pudiendo moverse bien aún. Por suerte el ex-militar tuvo reflejos y lo cogió antes de que se comiese el suelo- Ah, scusa~

-No te exaltes, ¿que estás haciendo? -pareció resignado a aquel tipo de carácter impulsivo y coqueto del italiano, al cual no dejaba de sujetar por los hombros- ¿Las negociaciones han ido bien? Veo que tienes guardaespaldas... -miró a Ivan, que no se dio por aludido y le ignoró.

-Podría decirse que si -sonrió con algo de esfuerzo, ya que al estar de pie notaba como le tiraban los puntos. Alzando el brazo, tomó al mayor de la nuca, haciendo que se agachase para besar su mejilla. Era una costumbre Italiana que con él siempre salía a flote- Bello vederti~

A aquella escena le siguió un carraspeo molesto, y acto seguido Ivan, maleta en mano, se acercó al albino, comunicándole en un veloz italiano que cogería el avión del medio día, ya que se negaba absolutamente a viajar en nada que perteneciera a su rival, y preguntándole dónde vivía para dar con él una vez en japón. Dio se limitó a darle el nombre del club donde trabajaba por si tenía simplemente algo que aclarar. Después, lo perdió de vista.

-¿Eso no ha sido imprudente? -tuvo que preguntar Kiku, a lo que Dio guiñó un ojo, sonriendo.

-En Tokyo estaré en mi territorio~ -pese a la seguridad que mostraba, Kiku le lanzó una significativa mirada a Fuuma para que lo mantuviese vigilado.



[*"Me alegro de verte"]

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: L'inizio della fine [Priv.]

Mensaje por Invitado el Sáb Feb 19, 2011 11:47 am

El pelinegro avanzo calmadamente hacia el jet y le dio instrucciones finales a la tripulacion , estaba confiado y tranquilo ya que Tetsuyuki estaba en compañia de Dio ...... ciertamente no le gustaba la idea de que Ivan fuera a Tokyo y menos le gustaba que le anduviera preguntando a su peliblanco la direccion de su apartamente pero era claro que se encargaria de ponerle vigilancia constante al pequeño felino porque nunca se fiaria de alguien sin escrupulos como Ivan ...... despues de ultimar detalles se acerco al par de amigos y paso su brazo por sobre los hombros de Dio atrayendolo hacia el

- bueno niños , pueden seguir conversando dentro del jet ya debemos irnos y tu - tomo en brazos nuevamente a Dio despues de todo se veia algo adolorido - no vuelvas a esforzarte , aun tienes la herida en proceso de curacion - beso la nariz del peliblanco antes de subir por las escaleras para abordar el avion seguidos por Tetsuyuki -

Despues de que se acomodaron en los asientos y se abrocharon los cinturones empezo el despegue de la nave , ciertamente a Fuuma le habia agradado visitar Europa aunque la proxima vez esperaba conocer mas de cultura y turismo ya que no pensaba volver en mucho tiempo , por no decir nunca , a la casa Fiore ya que habian recuerdos bastante desagradables ahi ...... cuando el avion se estabilizo tomo el telefono y empezo a coordinar con sus abogados la pronta visita de Ivan a Japon para que asi tuvieran listos los papeles del contrato matrimonial para que asi al llegar a Tokyo solo revisaria los documentos y cerraria el trato para que Ivan se marchara de ahi a la brevedad posible , Dio estaba entretenido con Tetsuyuki y seguramente le contaba lo que sucedio dentro de la casa Fiore asi que el pelinegro sonrio al verlo asi de animado y siguio con los tramites , deseaba pronto terminar con eso para prestarle la atencion debida a Dio y sobre todo para tener tiempo para comprarle ese traje maid que el albino habia prometido usar

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: L'inizio della fine [Priv.]

Mensaje por Invitado el Vie Feb 25, 2011 6:56 pm

Se sentía verdaderamente reconfortado con el simple hecho de tener al lado al japonés, que al parecer no dejaba de preocuparse por él ni un segundo. Se dejó llevar, para luego ser depositado en uno de los asientos del jet, devolviendole el gesto del beso y pronunciando un íntimo y dulce “Grazie” antes de que el ex-militar tomase lugar al otro lado de él, junto a una de las ventanillas.

Ciertamente, durante el trayecto, no pudo evitar contarle algunos detalles a Kiku. Después de todo había sido el primer hombre de confianza que había conocido nada mas pisar Japón y bien merecía su sinceridad, así como su respeto. Sus consejos siempre habían sido bien recibidos por el italiano, a su vez que Tetsuyuki escuchaba alguno de los suyos.
Tras una sonrisa muy leve, el mayor palmeó la albina cabeza del barman antes de volver a hablarle, finalizando parcialmente la conversación. Había sacado aún mas en claro que Ivan era demasiado peligroso, posesivo y capaz de hacer cosas temerarias para obtener aquello que desease. A mitad de trayecto, Dio había caído contra su hombro, y por primera vez desde que había empezado todo aquello parecía pacíficamente dormido.

[…]

-A partir de aquí queda en tus manos, Ryu -era irónico que dijese eso cuando llevaba al dormido Dio en brazos. Habían bajado, tras horas de soporífero vuelo, en el hangar de Yokohama. Restando la gran diferencia que había con Italia y el tiempo que habían tardado en volver seguía siendo medio día; quizás pasando por poco la hora del almuerzo. Por suerte habían pasado poco fuera y era algo que rutinariamente no les afectaría.

-Su avión llegará al atardecer, lo mas seguro. Si no es antes -refiriéndose al psicótico hermano en cuestión. No estaba de mas tener aquel dato extra-. Supongo que pasará por el Club, y puede que allí le den los datos de su dirección, así que andate con ojo -miró hacia abajo, inclinándose hasta acercarse al sereno rostro del italiano- Dio, hemos llegado.

-Hum... -remoloneó. Estaba cansado y quería seguir durmiendo hasta que se le acabase la imaginación para soñar...

-Te dejaré caer -siendo él, lo haría.

-Tu non avrebbe~

-Pues te muerdo -también lo haría. Dio rió.

-Idiota... -abrió los ojos, escapando de la oscuridad tras su párpados para mirar hacia arriba. Aquella sensación. Aquel cielo. Estaba en casa, y su descarada felicidad se reflejó en sus orbes, cuyo brillo pareció resurgir una vez mas.


[*”No lo harías”]

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: L'inizio della fine [Priv.]

Mensaje por Invitado el Vie Feb 25, 2011 7:25 pm

- esta bien , aunque no importara que sepa la direccion de Dio porque me lo llevare a casa y le pondre seguridad encubierta para que no se sienta incomodo en el trabajo ...... claro , agradeceria que no le dijeras esto ultimo , seguramente Dio se opondria si lo supiera - le comento al gran amigo de Dio , el pelinegro esperaba que con el tiempo Kiku tambien lo aceptara como amigo ya que sus habilidades y el mismo como persona valian mucho y quizas en el futuro podria hasta ser un gran colaborador -

Fuuma balanceo su cuello de lado a lado , ciertamente estaba exahusto y su cuerpo empezaba a pasarle la factura de tanto ajetreo ....... solo suspiro esperando llegar pronto a casa y descansar por al menos un dia , en una de sus llamadas hecha a la oficina le dijeron que todo iba bien y en orden , eso lo dejo satisfecho ya que asi tendria menos preocupaciones quizas cuando todo se tranquilizara chequearia sus negocios , aunque gracias a la pc podia ver lo necesario desde la comodidad de su hogar ...... aun faltaba resolver el asunto de la presentacion de Dio ante sus padres pero ya tendria tiempo de preocuparse por esos pormenores despues ....... aterrizaron limpiamente y antes de que Tetsuyuki despertara a Dio le extendio su tarjeta

- como te dije Dio estara en mi casa por un tiempo asi que si deseas puedes ir a verlo o llamarlo por telefono , me encargare de que te reciban bien ...... y sea lo que sea que necesites llamame , lo que has hecho por mi no tiene precio pero si alguna vez necesitas algo sabes que cuentas conmigo - dijo tranquilamente aunque su semblante era de seriedad le estaba muy agradecido a Tetsuyuki ya que sin su ayuda Dio seguiria en Italia padeciendo mil torturas -

Cuando el pequeño italiano peliblanco se desperto y bromeo con su amigo lo tomo nuevamente en brazos para que bajaran del avion y se marcharan a casa , seguramente tambien estaba agotado y ya que aun no estaba del todo recuperado de su herida debia mantenerse en reposo al menos un par de dias mas

- es hora de irnos , bebe - murmuro en la oreja del albino antes de besar su mejilla con suavidad , ya se lo habia cedido mucho a Tetsuyuki por lo que ahora solo queria tenerlo en sus brazos , amandolo y llenandolo de mimos -

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: L'inizio della fine [Priv.]

Mensaje por Invitado el Sáb Mar 05, 2011 10:08 am

Kiku había aceptado las palabras y la tarjeta de contacto del mafioso, mirándola para luego guardarla sin mayor condición. Estaba de acuerdo con mantener ciertas relaciones, y mucho mas si tenían que ver con Dio. Por mucho que pudiera parecer insensible se preocupaba a su propia manera de él, ya que sabía lo que era capaz de hacer por algo que le interesase o como actuaría bajo una presión muy fuerte. Fuuma se daría cuenta pasado el tiempo, solo esperaba que no lo sobreprotegiese o el italiano acabaría desapareciendo de nuevo.

-Os dejaré entonces. Tengo un gato en casa al que no le he dicho que me iba -pareció sonreír con malicia, mirando como Dio se incorporaba en brazos de Fuuma, de los cuales bajó al encontrarse mas despierto que antes.

-Ven al Club alguna vez, hace tiempo que no pasas a verme -sonrió, sin dejar de posar el brazo sobre el hombro del japonés. Tetsuyuki solo le devolvió el gesto y se dio media vuelta, murmurando un quedo “portate bien” antes de alzar el brazo, cubriéndose del sol mientras abandonaba el hangar.

El italiano se giró hacia Fuuma, quedando frente a él, alzando el mentón para salvar la diferencia de altura que le separaba de sus ojos. Se limitó a mirarlo y estirar los labios, viéndose satisfecho. Le gustaba pisar de nuevo Japón junto al hombre que sin duda se había ganado mas que su cariño. No sabía por donde empezar a enumerar las cosas que tenía ganas de hacer lejos de su familia, aún sabiendo que su hermano estaba en camino.

-Bueno, al final has sido el caballero que salva a la princesa cautiva -ladeó la cabeza-. Suena demasiado romántico para mi gusto, pero te lo agradezco, caro -acarició su pecho por sobre la chaqueta, alzando los brazos hasta rodear su cuello y abrazarle, levantándose hasta alcanzar sus labios y darle un suave beso antes de obligarlo a inclinarse. Aún no podía moverse-. Vi amo, amore mio. Mi scusi... -se disculpó entre murmullos claros, dedicándole luego una expresión irónica y divertida- Ciò che farai adesso? Mi porti al tuo castello~?


Spoiler:
[*¿Que harás ahora? ¿Llevarme a tu castillo?]

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: L'inizio della fine [Priv.]

Mensaje por Invitado el Sáb Mar 05, 2011 11:20 am

Hizo una leve reverencia antes de que Tetsuyuki se marchara y luego pudo prestarle toda su atencion a aquel albino tan hermoso que ahora era su prometido ........ tuvo que inclinarse para recibir aquel beso que le obsequiaba su felino pero era una de las cosas que le parecian adorables de el , su talla , asi podia cargarlo como si fuera un cachorrito cada vez que queria , se aferro suavemente a la estrecha cintura del italiano antes de frotar su nariz contra la mejilla de Dio en un gesto bastante cariñoso

- no sera mas mi castillo , desde ahora tambien es tuyo ....... no te preocupes , se que amas tu libertad y tu apartamento pero por ahora debere privarte del segundo ya que no puedo fiarme de las intenciones de tu hermano - le dijo mirandolo con algo de seriedad antes de acariciar su blanco cabello , no le hacia gracia imponerle cosas al italiano ya que su relacion era abierta y basada en la confianza pero sabia que Ivan no respetaria el compromiso que ahora Dio y el japones tenian por lo que era preferible evitar confrontaciones innecesarias - espero que me perdones por secuestrarte y llevarte a mi castillo tan abruptamente pero solo sera hasta que Ivan vuelva a su casa , respecto a lo demas todo seguira como siempre , cuando mejores puedes volver a tu trabajo si eso deseas pero por ahora te pido que no te agites demasiado tu herida es muy reciente y no quiero que surjan complicaciones con tu salud , caro mio - murmuro cerca de los labios del italiano antes de robarle un beso , aquellos labios no tenian comparacion , besarlos era una sensacion unica e inugualable , una sensacion que solo sentia cuando estaba con Dio , es decir , la ahora princesa de su castillo -

Despues de deleitarse con aquellos labios suaves tomo delicadamente la mano del italiano y lo condujo hacia el auto , ahi el chofer les abrio la puerta trasera y despues de que ambos entraran empezo el viaje hacia la mansion Ryu que temporalmente seria el hogar del pequeño felino peliblanco


[seguimos aqui]

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: L'inizio della fine [Priv.]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.