Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Normativa a seguir
por Trapsus Sáb Jul 22, 2017 1:41 pm

» Declaro x3
por Héracles Lun Jul 04, 2016 1:09 am

» Imitation Black
por Leonardo McGolling Lun Abr 21, 2014 2:00 pm

» Cacería en las ruinas [Priv. Giovanni]
por Ryuichi Dom Mar 02, 2014 4:19 pm

» Perfil de Giovanni
por Kousaka Ryoumei Miér Feb 12, 2014 12:21 pm

» ¿Qué se supone que deba hacer ahora? [Privd.]
por Tetsuka Miér Ene 08, 2014 7:08 pm

» Hibari Kyoya
por Minoru Gray Mar Dic 17, 2013 6:50 pm

» Hatake Kakashi [sin terminar]
por Hatake Kakashi Sáb Dic 07, 2013 6:11 pm

» Sol , mar y ... (privado Hide)
por Eloise Lemoine Vie Dic 06, 2013 9:29 pm

» Ficha de Ukyo
por Ukyo Vie Dic 06, 2013 7:47 pm


L'inizio della fine [Priv.]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

L'inizio della fine [Priv.]

Mensaje por Invitado el Miér Nov 03, 2010 7:44 am

Escuchándole hablar, también pensó que aquel jovenzuelo se las apañaba bastante bien. No sabía por qué, pero todos los mafiosos tenían algo en común: sacar ventaja de donde fuese para ganar. Y mas si lo que podían ganar era algo que les importaba tanto. Sin embargo, el militar estaba lejos de confiar del todo en que saliese tal y como lo decía.

-Lamentablemente no sé nada del padre o el hermano, así que ignoro cual serán sus reacciones -dijo, mostrándose inusualmente hablador; siendo que mas bien solía expresarse a base de actos-. Puede que lo acepten de inmediato, puede que lo rechacen para salvaguardar su orgullo o quizás quieran freírte a balazos nada mas verte -dijo, poniéndose en lo peor, pero sin alzar siquiera una ceja. Daba la sensación de estar haciendo aquello simplemente por que si-. En todo caso, por intentarlo...

Aún quedaban horas de vuelo. Acomodándose en su asiento, Kiku se limitó a mirar el mapa que le habían dado los pilotos, mientras el avión avanzaba entre un mar de nubes con el leve rugido de motor.

[…]

La diferencia horaria con Japón era de cinco horas, por lo que, mientras en Tokyo eran aún las seis de la tarde, en la gran ciudad de Nápoles marcaban ya las once. El hangar donde el Jet acabó aterrizando estaba iluminado, y los encargados de supervisar que todo hubiese estado en orden caminaban por la pista con chalecos reflectantes. Era increíble hasta que punto podían llegar los contactos de una mafia. Tras recibir un “Benvenuti in Italia”, y un ofrecimiento de llevar los equipajes -siendo negado, puesto que apenas llevaban nada-, se pusieron en marcha hacia las calles de la ciudad mas poblada del sur del país. Al fondo del paisaje apenas se podían vislumbrar la silueta de un par de montañas solitarias y puntos de luces de las casas en sus faldas. El puerto también estaba iluminado, al igual que toda la zona costera. Kiku, con el mapa bajo el brazo, miró serio a su alrededor. Aquella ciudad tenía el olor inconfundible de la costa.

-Supongo que no querrás ir a un hotel primero -dijo, mordaz, mientras caminaba en busca de alguna señalización para ubicarse. A pesar de las historias que le había contado Dio en su día, nunca había estado delante de su mansión. Sabía que estaba lejos del mar, sobre una alta colina rodeada de vegetación y que su acceso no podía hacerse en coche a no ser que fueran un miembro de esta.

Levantando la mano, tuvo la suerte de conseguir un taxi a la primera. Tras unas indicaciones en inglés -ya que su italiano no era demasiado bueno-, tomaron rumbo a la colina, donde tras menos de veinte minutos de trayecto tendrían que subir a pié.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: L'inizio della fine [Priv.]

Mensaje por Invitado el Miér Nov 03, 2010 10:36 am

Fuuma oyo con serenidad fingida las palabras de Kiku , sus teorias eran muy ciertas podian estar abiertos al trato simplemente podian rechazarlo aunque si pasaba eso ultimo se veria forzado a armar una guerra de clanes ya que no pensaba dejar a Dio en aquel territorio extraño ...... lo de freirlo a balazos era un poco mas improvable , no porque el japones fuera inmortal o intocable era solo cuestion de logica de clanes , si el clan A asesina a un miembro importante del clan B es mas que seguro que el clan A se cobraria la venganza llendo por la cabeza de alguien del clan B y si por cosas del destino el clan A es mas fuerte que el clan B quizas el juego de venganza llegaria un poco mas lejos y el japones estaba mas que seguro que la familia de Dio no querria meterse en ese tipo de juegos peligrosos

- por su bien , espero que no rechazen mi oferta - se limito a decir mientras miraba por la ventanilla que habia a su lado , no podia dejar de pensar ni un segundo en Dio -

Se quedo meditabundo por un buen rato mientras Kiku seguia ojeando el mapa que traia en sus manos , despues de unas horas y sin hacer mucho escandalo se puso de pie y fue hacia la parte trasera del avion donde habia un baño un poco mas amplio que el de los aviones normales , de un gabinete saco un traje de emergencia que llevaba ahi y despues de asearse un poco se puedo el traje limpio despues de todo no podia presentarse en aquellas fachas delante de otro jefe de la mafia despues de eso volvio tranquilamente a su lugar y aguardo la llegada al aeropuerto de Napoles ...... el aterrizaje se produjo sin mayores inconvenientes , la pista estaba completamente iluminada y el hangar listo para resguardar al jet por el tiempo que permanecieran en esa ciudad ...... no huvo mucho tiempo para admirar el paisaje ya que debian ir a casa de Dio

- supones bien - dijo en respuesta a las palabras de Kiku antes de subirse a un taxi e ir rumbo a la mansion de la familia Fiore -

Se sorprendio ingratamente al notar que debian caminar un trecho de proporciones regulares hasta aquella mansion

- la proxima vez deja que llame a un auto de la embajada y nos ahorraremos el trote - dijo seriamente mientras empezaba a caminar con rumbo a aquella casa , no podia evitar que su corazon latiera fuerte , su amado Dio ya estaba muy cerca solo deseaba verlo y tenerlo en sus brazos nuevamente para que olvidara toda aquella pesadilla -

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: L'inizio della fine [Priv.]

Mensaje por Invitado el Jue Nov 04, 2010 3:12 pm

-No tengas tanta prisa por llamar la atención -dijo, y si hubiese estado en su naturaleza se hubiese reído. Había pensado en lo del coche, pero eso sería una provocación mas añadida al hecho de haber entrado por cuenta propia en el país para sacar de la familia al legítimo heredero. En momentos como aquel, debían actuar con cautela y modestia, por mucho que fuesen mas difíciles las cosas.

Dejando atrás el coche, empezaron a subir por aquel preparado camino. Seguramente era el que utilizaban las visitas menores, comerciantes y demás, ya que la entrada con el coche solo era para los miembros de la familia o las visitas honoríficas. Y estaba seguro que, tanto para el padre como para el hermano, ellos no serían una buena visita. Mucho menos siendo casi media noche...
En poco mas de diez minutos, se plantaron en el descampado, donde se mostraba la increíble mansión de los Fiore. Era una edificación larga, grande y extensa, con numerosos ventanales y tres pisos evidentes. Tenía el tejado plano, gris y un jardín rodeado por un muro en forma de media luna. Sobre estos, hondeaba una bandera con un símbolo que parecían dos alas extendidas y una estrella en lo alto. Habían llegado al territorio principal de la afamada familia de Italia.

-Chi va? -por supuesto, los guardias de la puerta principal les interceptaron nada mas ser visibles. Los alrededores estaban iluminados, ya fuera con pequeños focos o con elegantes lamparas inalámbricas desperdigadas por el suelo.

Tetsuyuki miró a Fuuma y dio un paso al frente.

-La familia Ryu, de Japón, solicita una audiencia urgente con el cabeza de familia Fiore -alzó la voz, con absoluta e incuestionable autoridad y hablando en un perfecto inglés-. Soy su escolta personal -mintió, para ahorrarse problemas futuros-. Se me ha asignado simplemente acompañarle. Los temas a tratar se intercambiarán únicamente entre líderes.

Los guardias murmuraron, y uno de ellos se marchó dentro en un trote. Seguramente, a hacer público a los jefes que habían llegado.

-Hasta aquí es donde puedo llegar, Ryu -comentó al mas joven entonces, mirando al frente y en tono mucho mas bajo-. Un Militar con un mafioso levantaría aún mas sospechas, así que tendréis que apañaroslas -le miró por el rabillo del ojo-. No hagas tonterías -pareció sonreír sutilmente.

-Che cosa succede? -se oyó una voz grave, masculina y casi sensual emerger de las sombras del jardín. Una de las siluetas era del guardia que volvía. La otra la de un joven de piel tostada y pelo albino y corto, con una mirada profunda que parecía querer tragar a cualquiera que le mirase. Llevaba un vaquero desabrochado, iba sin camisa y la bata roja, seguramente de tela fina por la forma que la movía el viento, abierta.

-Ah, Don Ivan... -el guardia que se había quedado en la puerta pareció explicarle unas últimas cosas, mientras Kiku, sin despegar la vista del chico, volvió a hablar únicamente para Fuuma.

-Ahí está -dijo en tono bajo-. Ivan Le Fiore. El hermano de Dio.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: L'inizio della fine [Priv.]

Mensaje por Invitado el Jue Nov 04, 2010 9:28 pm

No pronuncio palabra alguna en replica del comentario de Kiku , quizas el no sabia que parte de pertenecer a la mafia era alardear los bienes , algo asi como lo hacian los pavos reales , mientras mas suntuosidad tuviera una casta seria mucho mas respetada ...... claro que pensandolo mejor cayo en cuenta de que ser algo modesto y ceremonioso no estaria de mas , siempre y cuando no llegara al extremo de rebajarse , haria todas las negociaciones necesarias para sacar a Dio de alli pero humillarse el era como si su clan se humillara y tampoco podia traer abajo la integridad de su casa .... llegando al portico principal fueron detenidos por unos guardias , Tetsuyuki procedio con bastante inteligencia a lo que el japones solo se limito a mantener su mirada atenta y serena observandolo todohasta que una figura que le recordo mucho a su Dio se hizo presente , al parecer era el hermanastro de su gatito que por muchos rasgos parecidos que tuviera no llegaba a convencerlo del todo

- ya veo .... - mascullo cuando Tetsuyuki hizo la debida presentacion - ...... no te preocupes , sere juicioso - aseguro mientras dirigia su mirada a uno de los jefes de la casa Fiore -

Fuuma se mantuvo sereno y espero a que Ivan fuera puesto al tanto de lo sucedido , espero hasta que este le miro a lo que el japones movio la cabeza levemente en una especie de saludo formal , solo faltaba oir si era recibido o no , aunque si no lo era seria capaz de ir por untanque de guerra y tirar la puerta ..... aunque por ahora aun mantenia la cabeza fria

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: L'inizio della fine [Priv.]

Mensaje por Invitado el Vie Nov 05, 2010 5:31 am

Había llegado pasado el medio día. Hacía tanto que no pisaba su tierra que le pareció nostálgico mientras caminaba por ella. El olor a condimentos, a pan recién horneado, seguido de aquellas calles de piedra y bloques que los mas jóvenes solían frecuentar. Dio Le Fiore caminó entre la multitud, sin prisa alguna. O mas bien, sin ganas de llegar a su destino.

Desde la costa podía verse la gran colina y la casa de la familia, que se alzaba sobre la ciudad de Nápoles como una corona ostentosa y que alardeaba de su poder y soberanía. Nunca pensó que volvería a verla. Estar allí, caminando por propia voluntad después de años intentando dejarla atrás medía el nivel de preocupación que sentía por cierto japonés. Ni de lejos había sentido la necesidad de salvar y proteger a ninguno con los que había salido antes; si bien era verdad que ninguno de ellos había sido un mafioso. Desde luego, tenía mala puntería...

Una sonrisa se formó en sus labios al estar en las faldas de la gran colina. La última que podría mostrar sinceramente antes de volver a su rutina.


[…]

Ivan Le Fiore era un chico de aproximadamente veintiséis años, con el pelo corto, albino y una expresión que parecía despreciar al mundo con tal serenidad prejuiciosa. Tenía un cuerpo atlético, musculoso, lo cual pudo apreciarse al tener la bata abierta y carecer de camisa. Escuchando a sus guardias en una conversación plenamente en italiano, miraba a los dos que acababan de aparecerse en los territorios de la familia a altas horas de la noche. Ante lo poco conocedores de idiomas que eran los vigilantes, y al haber oído en boca de los desconocidos el apellido familiar, solo pudieron darle una leve idea, mas bien suposición, de lo que los otros buscaban.

Dejandolos atrás, el chico albino y de piel tostada se acercó, guardando sin embargo las distancias.

-Japoneses, ¿verdad? -preguntó, con cierto conocimiento del idioma. No tenía un japonés tan fluido como Dio, pero parecía defenderse lo suficiente- ¿Que es lo que buscáis aquí? -miró fijamente a Kiku, y luego a Fuuma.


Última edición por Dio Le Fiore el Sáb Nov 06, 2010 4:26 am, editado 1 vez

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: L'inizio della fine [Priv.]

Mensaje por Invitado el Vie Nov 05, 2010 9:03 am

Correspondio la mirada del albino hermano de su gatito con la misma seriedad y frialdad ..... no podia empezar a discutir con el en sus propios territorios por lo que decidio ser un poco mas practico aunque aun tenia ganas de decirle unas cuentas palabras despues de todo algo debia haberle hecho a Dio para que este saliera huyendo de su tierra natal

- asi es , soy Fuuma Ryu uno de los lideres del clan Ryu y vengo a tratar un asunto muy importante con el lider de tu familia ..... y es algo que no discutire delante de la servidumbre - dijo dirigiendoles una mirada bastante seria a los guardias que estaban ahi - se que es tarde , tuve un problema con la diferencia de horarios pero estaria agradecido si me concedieran una audiencia con el lider en este mismo instante - si bien intentaba sonar amable su tono de voz no cambiaba y seguia siendo algo duro -

Despues de eso espero la respuesta del contrario mientras sostenia una especie de lucha de miradas con el aunque su mente solo podia pensar en Dio y le angustiaba pensar que el estuvira siendo lastimado o castigado aunque su semblante no cambiara en lo absoluto despues de todo no podia darse el lujo de flaquear y menos en aquella situacion

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: L'inizio della fine [Priv.]

Mensaje por Invitado el Sáb Nov 06, 2010 4:26 am

La cara que había puesto su padre al verle, fue, como poco, de sorpresa, regocijo e ira. Que lo hubiese puesto en busca y captura durante tres años y que volviese por su propio pié le ponía furioso, obviamente, y Dio lo sabía. Por eso, antes de poder siquiera adentrarse en la inmensa fortaleza de los Fiore, no le extrañó que el primer recibimiento que tuviese fuera tan tremendo golpe que le hiciera caer al suelo. Sin embargo, y considerando el temperamento de su padre, fue raro que no gritase. Simplemente le había hecho una señal con la mano, para que le siguiese hasta su despacho.

Una de las leyes de aquella familia era la de no abandonarla nunca. Una vez eras parte de ella la única forma de apartarse de su apellido era muriendo. Al menos, así era para los subordinados de menor clase. Cuando Dio traspasó las puertas del despacho, se le heló la sangre. Sentado en el sofá acolchado, junto a una chimenea eléctrica, estaba Ivan. Fue otro que pareció ligeramente sorprendido de verle, pero que guardó las formas hasta haber oído el reproche y las broncas del cabeza de familia. Una vez fuera, y caminando por el pasillo hacia las habitaciones, no tardó en llegar su propia reprimenda.

Con su rostro impasible, frío y aterrador le había sujetado con fuerza del brazo y empujado brutalmente contra una de las paredes. Un segundo bofetón le impactó en la mejilla, haciéndole sangrar el labio.

-Questo è solo l'inizio...


[…]

Ivan miró al japonés mas joven, como evaluando el grado de verdad en sus palabras. Tenía porte, desde luego. El suficiente para ser el líder de la famosa familia Ryu. Incluso un líder en funciones como él había oído hablar de ellos. De ellos y de los tratos fallidos del pasado que tuvieron. El italiano era muy rencoroso, así que la perspectiva de como acabaría aquello, según Kiku, iba a depender de la astucia de Fuuma.

-Capisco -murmuró. Dudaba que sus guardias entendiesen una palabra de lo que estaban diciendo, pero la noche no estaba tan cálida como para quedarse fuera. Miró a Kiku, como si le ordenase de manera muda que no le le ocurriese seguirles. Luego le hizo un gesto con la cabeza a Fuuma, dándose media vuelta y caminando dentro, pasando la verja.

-Todo tuyo, Ryu -el militar se dio la vuelta, y como mismo había subido la pendiente, bajó.

Ivan pasó el jardín, escuchando los pasos del otro tras de si al rato después. Habían pocas ventanas frontales iluminadas, por no decir ninguna, y en la gran puerta de la entrada esperaban dos sirvientas.

-Seré yo el que decida si el tema a tratar es importante o no -dijo al fin, estando bajo techo-. Si me convences, mañana te reunirás con mi padre -aunque no lo fuese realmente, no tenía ningún problema con llamarle así. Después de todo, heredaría su imperio.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: L'inizio della fine [Priv.]

Mensaje por Invitado el Sáb Nov 06, 2010 10:54 am

El japones miro por ultima vez a Kiku y luego se alejo acompañado de Ivan le Fiore ...... entraron a la gran mansion de la familia y al estar adentro oyo lo que este le comentaba , al parecer aunque Ivan era de apariencia joven tenia bastante autoridad en su clan tanta como para darse el lujo de escoger las citas del mismisimo jefe

- ya que lo pones asi ire directamente al grano - dijo con seriedad mientras tomaba asiento en un sofa , aunque no habia sido invitado a hacerlo - he conocido a tu hermano en Japon y me a gustado tanto que quiero que sea mi consorte , claro , con los beneficios que eso traeria a tu casa y a la mia ..... ademas me he acostado con el y la ultima vez que estuve a su lado tenia extraños sintomas - solto mordazmente -

Era obvio que aquello era mentira ya que Dio no estaba para nada preñado pero ahora que lo pensaba si Dio lo estaba o fingia que lo estaba todo seria un poco mas sencillo , al tener un heredero de la casa Ryu en su vientre el y este bebe pasaban a ser propiedad de la casa del padre

- espero que Dio este bien , no quiero ni pensar en las consecuencias que traeria que el perdiera a mi primogenito - mascullo con seriedad marcial mientras miraba la cara de Ivan que si bien no estaba exaltado hacia unos gestos bastante bizarros con el rostro , quizas si las miradas mataran Fuuma ya estaria mil veces muerto -

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: L'inizio della fine [Priv.]

Mensaje por Invitado el Mar Nov 09, 2010 5:12 am

El segundo al mando, y futuramente cabeza de familia había guiado al “invitado” hacia el fondo del salón, a una de las salas de reuniones. Allí, y antes de que pudiera decir nada, el otro ya se había acomodado. Mirándole de soslayo, caminó hacia la decoración con forma de chimenea que había al otro lado, bajo un cuadro de su padre, donde había una gran variedad de licores para elegir. Tomó un grueso vaso y puso dos hielos, cogidos de la hielera que permanecía sujeta a un lado con forma de rombo. Cuando escuchó el nombre de su hermano en boca de Ryu, es espasmo que tuvo en la mano hizo vibrar los dos pedazos de hielo. Al escuchar el resto, se crispó. Y lo que era mas desconcertante, es que la expresión a penas le había cambiado.

-Así que eras tu... -murmuró, dejando el vaso vacío muy despacio sobre la base de la chimenea.

Aún recordaba como había arrastrado a Dio a su habitación, le había tomado con fuerza del pelo y le había presionado la cabeza contra la cama para empezar a arrancarle la ropa. La cantidad de marcas de besos y mordiscos que tenía en su cuerpo, en zonas por las que sabía que era sensible, le enfureció. Y lejos de respetar los lazos de propiedad de un desconocido, aquella misma tarde había vuelto a marcarle como suyo.

-Me preguntaba a quién había engatusado esa pequeña puta y vas y te presentas aquí -se giró hacia él, caminando hacia los sofás con la mirada sombría. Se llevó la mano a la espalda, y del pantalón sacó el arma que siempre llevaba consigo cada vez que salía de su habitación. Siendo lo que eran era lo mas normal. Estando frente al japonés, le encañonó en la frente con el dedo en el gatillo, sin vacilar ni un segundo. Le miró fríamente desde arriba, pareciendo incluso mas siniestro que antes.

En la sala solo se escuchaban las manecillas de reloj andar, y poco después la campana marcando las doce. Tras finalizar estas, Ivan torció los labios en una sonrisa.

-Buen trabajo, supongo -dijo, igual de mordaz-. No recordaba que su culo estuviese tan dado de si, pero es comprensible si te lo has estado tirando -bajó la pistola y la guardó en su lugar. Matarlo ahora sería una estupidez. Mancharía el sillón favorito de su padre y el disparo le despertaría. A parte, no olvidaba al escolta. Si veía que su protegido no aparecía lo mas seguro es que alertase al resto del clan.

Esquivando la mesa, se sentó en el sofá individual de en frente, cruzando las piernas.

-Por desgracia, no he notado esos “síntomas” desde que está aquí -comentó- Y en el caso de que lo hubieras dejado preñado me cargaría a ese parásito antes de que fuese reconocido como tuyo.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: L'inizio della fine [Priv.]

Mensaje por Invitado el Mar Nov 09, 2010 4:15 pm

Al parecer a Ivan no le hicieron mucha gracia las palabras del japones , este lo noto al instante y tambien porque el segundo al mando de clan Fiore lo encañono repentinamente , Fuuma se mantuvo con su habitual seriedad mientras aquello sucedia , sabia que el italiano no era tan estupido como para matarlo a sabiendas de que alguien lo esperaba afuera , alguien que podria alertar al clan japones si algo pasaba , rio mentalmente , si el italiano supiera que Kiku no tenia nada que ver con su clan y que incluso lo habia conocido pocas horas antes de arribar a Italia seguramente se moriria de un ataque de rabia ..... aunque su buen humor se esfumo cuando oyo mencionar lo de Dio , al parecer Ivan le habia hecho algo , pero aquel no era el momento como para darle una golpiza , ganas no le faltaban pero atacarlo en su propia casa seria tanto como decir "matenme" y si el no cuidaba su propia integridad fisica Dio estaria condenado a permenecer en esa casa y con ese tipo para siempre

- no vine a hablar de mi vida personal con Dio , si me lo he cogido o no es algo que solo nos interesa a el y a mi - dijo para callarle la boca al italiano - que yo sepa Dio tiene un dia aqui es normal que no hayas notado nada , ademas no creo que te hayas tomado la molestia de preguntarle como se sentia o como le habia ido en Japon ¿ o es que me equivoco? - dijo en un tono bastante mordaz mientras le lanzaba miradas acusadoras -

El japones decidio que no debia darle mas explicaciones a aquel sujeto , primero porque queria extrangularlo por lo que sea que le haya echo a su gatito y segundo porque sentia un odio natural hacia el , era una extraña antipatia que habia sentido desde que lo vio

- entonces podre ver a tu padre o es que debere tomar otras medidas , acabas de amenazar la vida de mi hijo no puedo dejar a Dio aqui ahora que has sido tan explicito sobre lo que planeas hacerle a tu sobrino - lo pico un poco , es cierto que no debia tentar su suerte pero tampoco iba a dejar que el contrario pretendiera humillarlo a el y a Dio llamandolo puta - espero que me disculpes pero ¿podrias mostrarme tu titulo medico? como estas tan seguro de que Dio no esta preñado supongo que es porque tienes conocimientos basicos de medicina aunque es un tema que preferiria tratar con un profesional de mi confianza , sino te ofende claro ..... ahora volvamos a lo nuestro , quiero una respuesta - agrego sin darle mas vueltas al asunto , ya le estaba aburriendo tanta camarederia con alguien que estaba seguro que maltrataba a su tan amado Dio -

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: L'inizio della fine [Priv.]

Mensaje por Invitado el Jue Nov 11, 2010 5:31 am

Escuchó con su escasa paciencia todo lo que le decía. Se había cruzado de piernas en el sofá, aguantando toda aquella sarta de gilipolleces. Que para él lo eran, claro. No le interesaba la vida personal de ninguno de los dos. No le interesaba seguir escuchando que se lo había tirado y mucho menos que lo había dejado preñado. Estando sentado y con aquella mirada suya fija en un punto del sofá de enfrente, solo pudo pensar en el cuerpo de su hermano, el cual había dejado semiinconsciente en su habitación.

-Hai ragione -habló al cabo de un rato-. No le he preguntado nada. Simplemente no me interesa a quien se haya follado en su pequeña “aventura” lejos de casa -no pasó por alto que el otro se estaba pasando de listo, intentando enfadarle aún mas. Tuvo la necesidad de volver a coger la pistola y volarle la tapa de los sesos, pero se contuvo. Sería mas divertido que fuera Dio el que le diera un golpe final. Mientras maquinaba mentalmente, estiró los labios en una sonrisa siniestra.

-Mi padre no será mas benevolente -le dijo, con su voz grave, pero tan suave y llana como la de Dio. Sabía que su padre aprovecharía cualquier cosa para hacer tratos con alguien que fuera de su completo interés, pero quizás pensase igual que él y se aferrase a la idea de rechazar al bando que en su día le dio tantos problemas-. Pero si quieres intentarlo...

Le miró con arrogancia, seriedad y fijeza antes de levantarse, considerando que no tenía nada mas que hablar con aquel tipo. Sería divertido tenerle por allí.

-Tendrás audiencia con él mañana al medio día -le miró de reojo, dirigiéndose a la puerta, que abrieron las sirvientas para él-. Llevadlo a alguna habitación de invitados. Y no te preocupes, Ryu -le lanzó una última mirada antes de salir-. Le diré a mi querido hermano que estás aquí.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: L'inizio della fine [Priv.]

Mensaje por Invitado el Jue Nov 11, 2010 1:36 pm

Escucho todo lo que dijo Ivan aunque sin tomar muy en serio todas sus palabras ya que despues de todo intentaba fastidiarlo , solo presto atencion cuando este dijo que podria ver al jefe de la casa al dia siguiente , por fin tenia una respuesta de parte de ese zorro peliblanco , no le cayo muy en gracia su invitacion de quedarse a pasar la noche ahi seguramente deberia dormir con un ojo abierto y el otro cerrado por si las dudas ya que para nada se fiaba de las "buenas intenciones" de Ivan

- agradesco tu hospitalidad , Fiore - dijo arrastrando las palabras ya que preferiria haberle dado un golpe en su estirada nariz antes que agradecerle algo pero no valia la pena hacer aquello y quedar mal visto por todo el clan italiano - y agradeceria mas si dejaras que Dio viniera a verme a mi habitacion , quiero saber como estuvo su viaje , se que se lo permitiras despues de todo dicen que los italianos son muy hospitalarios ¿verdad? - dijo finalmente ya que una doncella le guio amablemente a una habitacion -

La casa de los Fiore era enorme y muy elegante , con ese estilo europeo entre clasico y antiguo , al japones le huviera gustado conocer Europa pero no de aquella manera tan abrupta ..... la doncella lo dejo en una habitacion amplia y bien iluminada despues de eso lo dejo solo , Fuuma se asomo por la ventana y vio que Kiku ya no estaba afuera seguramente se habia marchado a algun hotel , penso en que lo llamaria luego ya que le habia dejado un movil para emergencias despues de eso se quito el saco y lo dejo extendido sobre una silla , se sento sobre la mullida cama y solo penso en que pasaria al dia siguiente y si Ivan le tenderia una trampa aquella noche , aquella sonrisa suya dejo algo desconfiado al japones que apesar del largo viaje y la agitada noche no parecia poder conciliar el sueño

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: L'inizio della fine [Priv.]

Mensaje por Invitado el Dom Nov 14, 2010 8:05 pm

-Los italianos somos muy hospitalarios con las personas que nos caen en gracia -había dicho, antes de perderse por la escalera, rumbo al segundo piso. Iba caminando tan rápido que la larga bata roja hacía hondas elegantes en el aire, y sus pasos, por suerte, eran amortiguados por la larga alfombra persa que cubría todo el pasillo.

La habitación particular de Ivan era una de las del fondo del pasillo derecho del segundo piso. Había elegido aquel lugar, junto con las demás habitaciones vacías y el antiguo cuarto de Dio, porque era un cuarto que quedaba lejos, tanto de la escalera que llevaba al tercer piso como de la habitación de su padre, situado en la planta mas alta. No es que el cabeza de los Fiore ignorase los “castigos por osadía” que su hijo mayor -que el realidad no tenía ni su sangre- le daba al pequeño. Y si sabía de que se trataba exactamente simplemente lo ignoraba. Con tal de mantener a los subordinados a raya le bastaba. Y aunque nunca se pasaba de la raya con ninguno, Dio tenía la mala suerte de ser su hijo, por lo que era un caso completamente diferente...

Cuando el mayor de los albinos entró al fin en su habitación, cerró la puerta con pasmoso silencio y peligrosa paciencia. Aquel estado, y lo sabía Dio por experiencia, era por estar demasiado cabreado como para exaltarse, lo cual lo volvía demasiado incontrolable. Miró al cuerpo desnudo que había sobre la cama desordenada, semitapado por el dosel. Se acercó a paso lento, observándole como si estuviese a punto de saltar sobre él.


Dio estaba en un estado deplorable. Su cuerpo delgado y normalmente impecable estaba cubierto de moratones con la forma de los dedos de las fuertes manos de Ivan, que seguramente había ejercido demasiada fuerza contra él. Las marcas que la noche anterior había dejado Fuuma por cada rincón de piel que había logrado succionar ya no estaban, y en su lugar habían estelas de marcas de dientes tan exageradas que se habían hinchado. Tenía las manos sobre la cabeza, atadas con fuerza y su propia camisa al inamovible cabecero de la cama, como si no fiase de que no volviese a escapar de nuevo. Sin embargo, cuando levantó la mirada, con los labios rojos, el único ojo visible a causa de la gran mata de pelo que le cubría el rostro demostró firmeza y orgullo, enfrentando a aquellos ojos casi psicóticos que, aunque aparentemente apacibles, escondían demasiada malicia detrás.

-¿Que?

-Aún no hemos acabado -dijo, sin ninguna emoción detrás, deslizando la vista por el cuerpo del mas joven, deteniéndose en su vientre. Las palabras de Ryu no le habían hecho la mas mínima gracia, y aunque tuviese sus propias ideas de como solucionar aquello, no podía evitar molestarse. Tras acercarse por un lateral de la cama se inclinó, posando la mano sobre el cuello de Dio, bajándola luego por los maltratados pezones hasta el estómago, el cual presionó hacia abajo de golpe, sacandole el aire a su hermano.

-Ahg... ¡Ugh!

-No volverás a dejar este lugar -espetó, viendo como sus propios fluidos, después de horas de sexo forzado, salían del interior de Dio por la presión ejercida en su cuerpo-. Y menos con otro hombre.

-¿Qu-...? ¡Nhg-...! -se le volvió a cortar el aire cuando la mano de su estómago subió y apretó su garganta con saña, dándole un empujón luego para volver a sacar la pistola de detrás del pantalón, apuntándole con demasiada seriedad.

-Cállate. No lo harás -posó el dedo en el gatillo, sin pestañear apenas-. Sabes perfectamente que no tendría problemas en seguir jodiendo tu cuerpo sin vida en esta maldita habitación, ¿verdad? -bajó el cañón hacia su estómago. ¿Un hijo? No quedaría nada reconocible como tal...

Instantes después, el sonido de un disparo se escuchó por todo el segundo piso, ligeramente amortiguado por la puerta de la habitación desde donde había salido.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: L'inizio della fine [Priv.]

Mensaje por Invitado el Dom Nov 14, 2010 8:51 pm

Como el mismo lo habia pensado , no habia podido conciliar el sueño , solo queria que llegara la mañana para tener la dichosa audiencia y poder largarse de la maldita casa de Ivan junto con su gatito , como estaria el , ¿lo habrian lastimado? , ¿al menos habria cenado algo? , ¿lo extrañaria? ..... esas solo eran unas de las miles de preguntas que Fuuma tenia en la cabeza , sin ver a Dio no podia dormir , no podia comer y si algun dia el peliblanco le faltaba incluso no querria vivir , en tan poco tiempo el italiano se habia ganado su corazon y su devocion incluso el mismo japones se sorprendia por toda la maraña de sentimientos que sentia por Dio ...... tenia esos pensamientos preocupantes hasta que oyo algo mas preocupante , se asomo por la ventana , no , no parecia haber ningun tipo de celebracion en la ciudad entonces sino eran juegos pirotecnicos que fue ese ruido ...... se asomo a la puerta y vio a algunos empleados corriendo de un lado a otro ..... el alma se le fue del cuerpo por unos segundos , las palabras que le dijo a Ivan habrian provocado algun tipo de reaccion violenta? , la sangre se le helo y salio apresuradamente de la habitacion siguiendo a la servidumbre que si bien se mostraba preocupada se quedo al comienzo de un enorme pasaje donde habian muchas habitaciones , con el poco italiano que sabia logro comunicarse con una mucama quien le dijo donde estaba el cuarto de Ivan ..... sin prestar atencion a las advertencias de los demas se encamino a aquella habitacion , ya no pensaba en nada , solo en entrar y ver si Dio estaba ahi , giro la perilla estaba abierto , empujo la puerta para adentrarse y vio a Ivan al pie de la cama tenia un arma en la mano y sobre la cama habia un cuerpo , no alcanzo a ver mas que una mano y sobresaliendo de un revoltijo de sabanas

- que estupidez has hecho Ivan !!! - grito furioso , no le importaba que el otro tuviera un arma , no le interesaba que le disparara , solo queria ver si el que estaba tumbado e inmovil en aquella cama era Dio -

Nisiquiera podia pensar en aquella posibilidad , se acerco rapidamente y empezo a desenredar aquel revoltijo de sabadas , por primera vez en su vida se puso a rogar mentalmente , rogaba para que no fuera Dio el que estuviera ahi , aunque por ahora solo se conformaba con que no estuviera herido de gravedad

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: L'inizio della fine [Priv.]

Mensaje por Invitado el Vie Nov 19, 2010 11:08 am

Sabía que su hermano era muy capaz de seguir haciéndole perversidades mientras se desangraba. De hecho, una vez lo había hecho, así le creía capaz de hacerlo una segunda y una tercera vez. Cuando el cañón de la pistola le apuntó, su sorpresa inicial fue remplazada por resignación. Sus parpados cayeron, mirándole sin ninguna emoción visible. ¿A que se debía aquel arrebato? ¿Se había cansado por fin de él y quería librarse de su sucia existencia?

Cerró los ojos. Y fue cuando estalló el disparo. Apretó los dientes ante el dolor que le produjo la baja atravesar su carne. El aire se llenó de olor a pólvora, y ya no podía escuchar nada mas a su alrededor... hasta el grito.

¿Estaba alucinando o aquella era la voz de Fuuma? Mientras le temblaban los labios incluso vio su rostro, su cara muerta de angustia y preocupación, el olor de su perfume. Le sintió tocarle, y fue cuando abrió los ojos, consternado. Aquello era demasiado nítido y palpable para ser solo una fantasía.

-¿Fuuma...? -un hilo de voz salió de su garganta, mientras aún tenía las manos firme y brutalmente atadas contra el cabecero. Las sábanas bajo él estaban manchadas de sangre- ¿Fuu-...? -tosió violentamente, siseando luego ante el dolor que produjo su movimiento brusco- ¿Que estás...?

La bala había atravesado certera y limpiamente entre las costillas y la cintura, pero peligrosamente cerca del estómago y el páncreas. Aún así, y a pesar de que sangraba profusamente, no había sido una herida mortal para ningún órgano.

Ivan bajó la pistola, humeante, viendo la escena de reencuentro con el mayor hastío del mundo. Dejando caer el cargador de la pistola en su mano, miró la munición de la que disponía con su mirada sombría. Luego, mirando al japonés, volvió a cargarla con un chasquido peligroso.

-Idiota, vete... -boqueaba el albino mas joven, intentando prevenirlo- Te matará, ¡vete..!

-Hey, giapponese -interrumpió entonces, con voz grave-. La reunión es mañana. Largo de aquí.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: L'inizio della fine [Priv.]

Mensaje por Invitado el Vie Nov 19, 2010 12:27 pm

- no pienso dejarte aqui asi que no hables mas te hara daño - dijo severamente antes de tomar una sabana y ponerla sobre la herida de este , rapidamente se deshizo del amarre que el albino tenia en las manos , sus muñecas estaban rojas y moradas , en verdad Ivan era un verdadero sadico y en cuanto pudiera iba a darle su merecido - pon tu mano ahi , se que te duele pero presiona la sabana contra tu herida para que se contenga - tomo la mano de Dio y la puso sobre la sabana que estaba en su herida -

Oyo cuando Ivan recargo el arma pero poco le importo , lo primero ahora era la salud de Dio , al parecer no tenia una herida de gravedad pero sangraba mucho y eso lo debilitaria

- claro que me largo , italiano - respondio friamente ante las palabras del otro - pero Dio estara en mi habitacion , el ambiente aqui no es bueno para el y necesita atencion medica - cargo con cuidado el cuerpo herido de Dio y sin prestarle atencion a las amenazas de Ivan camino hacia la puerta de salida - si vas a matarme a mi y a Dio hazlo afuera delante de todo el mundo , para que tus subordinados sepan de lo que eres capaz , un hombre que le hace eso a alguien de su familia no es confiable y si me matas a mi ..... bueno , supongo que tu y tu arma podran con todos los que vendran detras de tu cabeza - dijo con seriedad , si huviera estado solo le huviera metido esa arma al culo y le huviera enseñado lo que sentia Dio antes de matarlo pero ahora la prioridad era Dio , debia ocuparse de el antes que de Ivan -

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: L'inizio della fine [Priv.]

Mensaje por Invitado el Lun Nov 22, 2010 7:23 pm

Al contrario que Fuuma, el chasquido que hizo la pistola al cargarse le llenó de pánico. El sentido de la moralidad de Ivan era bastante nulo, y el hecho de estar tratando con alguien de una mafia extranjera no sabía si sería o no un impedimento para matarlo. Temía por la seguridad de Fuuma, ya que por mucho que le hubiera hecho a él, nunca había llegado a atentar realmente contra su vida. Por muy extremo que fuese; incluyendo aquel disparo que le había perforado un costado.

Cuando sintió sus manos libres, el escozor de las muñecas y el ardor producto del roce constante de las sábanas le hizo hacer una mueca de dolor. Luego jadeó, bajando los brazos, dormidos, hasta apretar, sudando en frío, la herida que había producido la bala.

-Idiota... -estaba pálido, preocupado, adolorido... Pero absurdamente feliz de verle. Cerró los ojos cuando le alzó, disfrutando aunque solo fuese un segundo de aquel cálido contacto que solo podía proporcionarle el cuerpo de Fuuma, avergonzado cuando sentía los fluidos de otra persona salirse a borbotones de su interior. Frunció el entrecejo, sintiéndose demasiado sucio como para sentirse tan digno de aquellas atenciones.

Otro disparo le hizo saltar entre sus brazos, soltando otro quejido de dolor. La bala había echo una agujero en el alféizar de la puerta, cerca de la cabeza del japonés.

-¿Te atreves a ignorar mi autoridad estando en mi casa, escoria?

-Ivan... -la vocecilla de Dio se escuchó, con su pronunciación clásica italiana. Le miró, como pudo, por encima del hombro de Fuuma- Fratello, mi dispiace... -boqueaba, tratando de entonar cada palabra- Non ucciderlo, per favore. Ri-...torno con voi...

El otro albino le miraba, fijo, imperturbable. Era verdad que no le convenía disparar, pero con una excusa tan tonta como que solo había sido defensa propia podría matarlo fácilmente y sin preocuparse de lo que pudiera ocurrir después. Bajó el arma, como si les estuviese haciendo un gran favor a ambos.

-Se si è fedeli alla famiglia, ti uccide -comentó con voz cruel, avanzando hacia ellos, dejando la pistola sobre el regazo de Dio, saliendo de la habitación tras lanzarle una mirada asesina a Fuuma-. Llevale a la habitación de invitados que te han asignado, Giapponese. Si se te ocurre salir de la casa, te volaré la cabeza -dijo sin mas, mientras enfilaba el pasillo y daba ordenes en italiano de llamar al médico personal a las criadas.

Dio tembló, mirando la pistola, sacando una mano entre las sábanas para cogerla, sintiendo el tacto frío de la empuñadura.


Spoiler:
Dio: “Ivan. Hermano, lo siento. No le mates, por favor. Volveré contigo...”
Ivan: Si eres fiel a la familia, mátalo tu”

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: L'inizio della fine [Priv.]

Mensaje por Invitado el Lun Nov 22, 2010 11:09 pm

El pelinegro estaba haciendo un esfuerzo sobre humano para no ir tras Ivan y lanzarlo por la ventana del segundo piso , no le habria importado hacerlo en otras circunstancias pero ahora debia pensar en Dio y en su recuperacion ..... el pobre felino peliblanco estaba herido y claramente habia sido abusado asi que despues de ver partir a Ivan enrumbo a la habitacion que le habia sido asignada , cuando llegaron ahi puso al italiano sobre la cama y cuido de el hasta que llego el medico de la familia quien desinfecto y suturo la herida de Dio ya que este al parecer no presentaba ningun organo comprometido , cuando se fue el japones se quedo a solas con Dio y tomo el arma que Ivan habia puesto en su regazo sobre la mesa de noche , su italiano no era fluido pero algo en su interior le decia que la breve conversacion entre Dio y su hermano no habia sido precisamente sobre el clima , por algo Ivan le habia dado un arma a Dio ..... pero no dijo nada al respecto , solo callo y fue al baño por una toalla humeda para asear a su magullado y lastimado europeo , este aun parecia ido incluso temblaba un poco , Fuuma se sento a su lado en la cama y aseo con cuidado al desvalido felino

- cuando tu herida este cerrada te llevare a las aguas termales , nunca te lleve a algun lugar a las afuera de Tokyo , debi llevarte hay sitios que de seguro te gustarian

Comento serenamente mientras aseaba el magullado cuerpo de su amado Dio , lo frustraba la manera en la que Ivan lo habia dejado , el blanco cuerpo estaba tan lastimado , estaba furioso definitivamente lo estaba pero su mayor venganza seria irse de Italia con Dio eso le doleria a Ivan mucho mas que un golpe y ahora mas que nunca el japones estaba empeñado en lograr que le dieran la mano de Dio ..... aunque , claro , habia un asunto mas que tratar ......

- voy a dormir a tu lado esta noche , si tu lealtad hacia tu familia o tu miedo hacia Ivan son mas grande que tu amor por mi matame mientras duermo porque esta noche voy a soñar con lo feliz que fui mientras estabamos de novios en Japon si ya no me amas prefiero no saberlo asi que si decides matarme al menos morire en negacion y mi alma no vagara en este mundo por la tristeza que produce el desamor de alguien querido

Se limito a decir antes de acercarse al italiano para darle un tibio beso en los labios antes de recostarse a su lado muy cerca al cuerpo contrario como queriendo aspirar de nuevo ese especial aroma de aquellos cabellos blancos como la nieve

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: L'inizio della fine [Priv.]

Mensaje por Invitado el Dom Nov 28, 2010 8:37 am

El médico de la familia era alguien a quien ya conocía de sobra, ya que había sido él quien había tratado la herida de su ojo cuando era pequeño; a parte de todas las demás que le siguieron. Era un hombre comprometido con su trabajo, pero frustrado por no poder hacer mas que curarle. Dio siempre pensó que era demasiado buena persona como para estar trabajando en un lugar como aquel.

Mientras desinfectaba y ponía los puntos pertinentes a la herida de bala, viendo con alivio como esta no se había quedado dentro, el joven albino luchaba por no moverse. Sentía un sudor frío, aún con anestesia, recorrer su espalda, mientras el innegable temblor por lo que pudiese pasar de allí en adelante estaba demasiado latente. Miraba a Fuuma, como suplicándole que desapareciese de aquella casa. Las palabras de Ivan hacían eco en su cabeza de manera retorcida y dolorosa, y era evidente que no quería hacerles caso alguno.

Poco después se dejó asear con cierto recato, ya que aquellos mordiscos, chupetones y fluidos que salían de su cuerpo no eran precisamente de su amado. Aquello le hacía sentir miserable, aún no siendo del todo culpa suya. Tras un momento de silencio, escuchó las palabras del japonés, y él solo pudo, acomodado como estaba sobre las gruesas almohadas, mirar de reojo la pistola.

-Hace cuatro años me escapé de casa -dijo, de pronto-. Nunca me interesó el mundo en el que mi padre estaba metido, y pese a ello todos los días quería enseñarme como funcionaba el negocio. Muchas veces vi como acababa con la vita de alguien sin pestañear, o como extorsionaba a la gente que supuestamente era respetable y servía al estado. Credo che tenía miedo de convertirme en alguien como él... -hizo una pausa. Pensando bien, nunca le había contado a Fuuma nada sobre si desde que se habían conocido, y de lo cual ahora se arrepentía. Si le hubiese dicho que no en un principio y le hubiese explicado el por qué ahora no estarían en aquella situación.

Estando en lo alto de la colina, el silencio era sepulcral, y en el interior de la casa ya no se oía nada.

-Sin embargo, cuando mi padre adoptó a Ivan me sentí celoso -admitió-. Puede que yo no tuviese grandes dotes como líder, pero estaba sustituyéndome por alguien que ni siquiera era de su sangre. Passare da heredero a un simple lacayo mas era frustrante, y empecé a plantearme el esforzarme mas por ser lo que mi padre quería que fuese. A los quince él me hizo questo -levantó la mano y se apartó el pelo, mostrando la cicatriz de su ojo izquierdo-; y desde entonces he sido vapuleado por él. Me fui de aquí cuando fue oficial que asumiría el mando.

Miró al japonés. Era verdad que tenía grandes nociones de defensa, ya que no era ni mucho menos la primera vez que alguien del grupo intentaba -y en ocasiones conseguía- aprovecharse de él, pero nunca supo por que a Ivan se lo permitía todo, a pesar de no gustarle nada de lo que se atrevía a hacerle.

-Si he vuelto no era para esto. ¿Como puedes decir que te mate con tanta facilidad, Fuuma? -sollozó, enfadado- Perché pensi che sono venuto qui? ¡No era para esto! Tu... tendrías que haberte olvidado de mi -era obvio que, viendo al japonés en su cama, su plan había fracasado. Estaba feliz de verle, pero al mismo tiempo quería abofetearle por inconsciente.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: L'inizio della fine [Priv.]

Mensaje por Invitado el Dom Nov 28, 2010 10:13 am

Escucho atentamente las palabras del italiano y se limito a permanecer callado mientras este le contaba parte de su vida , no hacian falta demasiadas explicaciones a esas alturas , al conocer a Ivan supo que este habia sido el motivo por el que Dio huyo de Italia y tambien presentia que habia sido el causante de la cicatriz en su ojo , aquel era un tipo de temer no habia duda de eso , aunque ahora en lo unico que pensaba Fuuma era en sacar a su gatino de aquella tediosa situacion

- puedo entenderte hasta cierta parte de la historia - se giro un poco para que el albino pudiera verlo a la cara sin mucho esfuerzo - mi padre no fue precisamente el padre del año , siempre exigia perfeccion y sangre fria , tuve que esforzarme mucho para llegar a donde estoy pero aunque suene algo cruel no me arrepiento de nada de lo que he hecho , despues de todo si huviera cambiado en algo quizas nuestros destinos jamas se habrian cruzado , Dio

Dijo mirandolo con profundidad , intentaba no alejar su mirada de la de Dio ya que sentia que este aun tenia aquella idea absurda en su cabeza , si , era un acto hermoso el sacrificarse por alguien que se amaba pero Fuuma deseaba un novio mas que un martir

- en verdad no me interesa mucho que seas un Le Fiore , solo eres Dio al que amo , el que me gusta y con quien quiero pasar el resto de mis dias ...... por eso te pido que me dejes el resto a mi , apartir de ahora solo pon todas tus fuerzas en recuperarte del todo , no quiero que pienses que eres un problema para mi , si lo fueras ya me habria deshecho de ti - dijo seriamente despues de todo estaban hablando sinceramente - olvida a nuestras familias , solo piensa en nosotros .... en mi si te es posible ....

Se incorporo un poco hasta quedar sobre el rostro de Dio y descedio hasta tocar los tibios labios del italiano albino los cuales empezo a besar lenta y cariñosamente tratando de demostrarle que sus palabras eran sinceras y que de verdad no le interesaba el lio entre sus familias , Fuuma solo queria estar al lado de Dio y estaba resuelto a lograrlo de cualquier forma

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: L'inizio della fine [Priv.]

Mensaje por Invitado el Dom Dic 05, 2010 11:56 am

A punto estuvo de volver a llamarle “Idiota”, o de recalcarle, tras escuchar sus cálidas y firmes palabras, que antes de conocerle había estado con muchos hombres por propio interés personal. Y que, después de abandonarle en Tokyo lo había hecho con su hermano hasta desmayarse...

Estaba desesperado. Podría decirle una gran sarta de crueldades en aquel mismo instante solo para que abandonase aquella casa. Había olvidado el sacrificarse o no, simplemente deseaba que saliese de allí sin ningún daño, aunque el remordimiento o el rencor le comiesen. El italiano tenía tantas ganas de quitarse de en medio que mas de una vez miró de reojo la pistola.

-No hay secondo que no haya pensado en ti -respondió, acomodado en la cama. El dolor del balazo se había ido gracias a los fuertes medicamentos, y así seguiría mientras no se moviese. Levantó el brazo, pasándoselo bajo el suyo hasta apretar con su débil fuerza su espalda, abrazándole mientras degustaba sus labios, salados por sus propias lágrimas; habían acabado cediendo. Se sentía estúpido. No sabía que es lo que había hecho mal. Mentira. Todo lo había hecho mal. El aceptar su invitación aquella noche, el no haberle hablado de su situación familiar, el haberse ido...

Bien pensado, hubiese disfrutado de la paz de aquella relación un poco mas.

Entreabrió los labios, atrayendole y besándolo con necesidad. Era tan distinto al tacto de Ivan que por un momento parecía estar flotando, a pesar de haber estado con él la noche anterior. Su lengua quiso saborearlo muchísimo mas, acaparando la del japonés en un hambriento beso que concluyó repentinamente con un quejido. Dio había querido incorporarse, y los puntos le habían dado un doloroso aviso.

-Ow... -se llevó la mano al costado, volviendo a los almohadones tras un jadeo. Parpadeó, con unos ojos que denotaban su enorme cansancio. Su hermano no le había dado tregua ni un segundo desde que había llegado- ¿Que piensas... hacer mañana? -su voz parecía apagarse a cada sílaba que pronunciaba- Prego, no hagas ninguna temeridad, d'accordo? -cerró los ojos- Yo... descansaré un momento... debo volver con él -tal y como le había dicho-. Le explicaré la situación...

Tal y como estaba, era probable que aquella noche no fuese a ningún sitio.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: L'inizio della fine [Priv.]

Mensaje por Invitado el Dom Dic 05, 2010 8:37 pm

Fuuma disfruto del beso que le regalo Dio como si no le huviera besado hace años , aquellos labios calidos y dulces lo hacian sentirse tranquilo , el tener al felino italiano en sus brazos lo hacian sentirse seguro , seguro de que jamas lo perderia y seguro de nunca nadie mas le pondria un dedo a su ..... si , a SU Dio ..... no lo dejaria nunca mas aunque tuviera que secuestrarlo y retenerlo por la fuerza , ya lo habia decidido y no habia nada que hiciera cambiar de parecer al japones

- necesitas descansar pero antes debo pedirte algo - se acerco a la oreja del albino y susurro en ella - debes decir que estabas embarazado y que perdiste a un hijo que era mio por el tiro que te dio Ivan ..... tu padre estara en deuda con mi familia si le confirmas lo que yo he dicho , es una falta muy grave matar al hijo directo de un jefe de la mafia ...... te lo encargo Dio y no quiero que temas , no dejare que Ivan te toque ni un pelo nunca mas

Lo cobijo suavemente entre sus brazos , con cuidado para que no sintiera ningun tipo de dolor , apoyo su nariz en los cabellos de Dio , aspirando su aroma y sintiendo el cuerpo ajeno contra el suyo

- claro ...... descansa y cuando estes bien te dejare ir - claro que aquello era mentira , no dejaria salir de ahi a Dio para que regresara con su salvaje hermano -

Acaricio los cabellos del felino albino como arrullandolo para que olvide todo , a su hermano , lo que paso en aquella casa y para que solo se dejara llevar por Morfeo asi olvidaria regresar con su estupido hermano aquella noche y solo se quedaria con el , con su dueño con su amor , en otras palabras con Fuuma

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: L'inizio della fine [Priv.]

Mensaje por Invitado el Dom Dic 12, 2010 12:38 am

Por un momento no creyó lo que había escuchado. Por un momento pensó que la voz de Fuuma revelándole todo aquel macabro plan era solo un sueño producido por el estrés que había ocasionado aquel día tan movido y violento. No podía ser... ¿Que es lo que le había dicho a su hermano para haber acabado en aquella extraña conclusión? Embarazos, pérdidas, deudas... su mente se embotó, colapsándose. No tenía cuerpo para pensar en nada aquel día, no podía. Se sentía pesado, y aún cuando quiso decir algo, de exponer su miedo y sus dudas al respeto de que aquel plan saliese bien, sus párpados cayeron, pesados como el plomo, al igual que sus labios y el resto de su cuerpo.

Su mente divagó, no viendo ya nada mas que una imagen del que había sido, hace años, corriendo por el jardín de su casa. De aquella misma casa que había actuado de cárcel años después. Vivía aquella escena tan claramente que parecía incluso sentir el sol que hacía aquella tarde, que calentaba su piel, su rostro, disipándose cuando soplaba la brisa, removiendo su fino cabello albino, brillante, como algún tipo de seda de alta calidad. Recordaba claramente como se había quedado absorto en una paloma que surcaba el cielo, dejando atrás uno de los árboles del jardín. Recordaba como poco después era arrastrado por algún sicario de la familia, mucho mayor que él, hacia el cobertizo del jardín trasero. Su pantalón se desprendió de su cuerpo rápidamente, al igual que su ropa interior. Un cabello castaño rozaba su cuello, y una barba semirecortada le hacía daño cuando se pegaba a él entre jadeos y frases como “No se lo digas a nadie” o “no voy a hacerte daño”.

Ahora que le había pasado por la mente, era absurdo. Estaba a punto de violarle un sicario, dentro de un lugar incómodo, horrible, sucio, y no pudo ni gritar. Entró en pánico, se paralizó cuando entendió la situación, pero nunca pudo pedir ayuda a nadie. Realmente no hizo falta, pues fue en ese instante cuando empezó su pesadilla con Ivan. En la oscuridad, había apuñalado el cuerpo del sicario tantas veces que perdió la cuenta. Luego le había amenazado con el mismo cuchillo, consumando la violación y apoderándose de su cuerpo con aquella marca.

“Solo io posso segnare. Solo io posso farti del male. Capisci che, Dio? Tu sei la mia dal momento in cui strappò il tuo corpo.”

Abrió los ojos, soltando un jadeo, viendo el alto techo de la habitación de invitados. La oscuridad del cobertizo había desaparecido, pues la claridad de la mañana siguiente entraba por la ventana, cegándole. Dio levantó la mano, tocándose la cicatriz. Sentía el contorno de esta, ya perfectamente curada, sin la cálida sangre que había visto en su sueño. Sus labios se entreabrieron, formando suavemente una palabra en su idioma natal. Melancólico, desolado...

-Fratello...


Spoiler:
1.”Solo yo puedo marcarte. Solo yo puedo herirte. ¿Entiendes eso, Dio? Eres mío desde el instante en el que desgarré tu cuerpo.”
2.”Hermano”

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: L'inizio della fine [Priv.]

Mensaje por Invitado el Dom Dic 12, 2010 3:07 pm

Todo lo que el japones pudo descansar fueron 10 minutos , aunque no se quejaba ya que el mismo lo prefirio asi ...... aun tenia al pequeño felino peliblanco entre sus brazos aunque este hacia gestos extraños mientras dormia , incluso tuvo que limpiar un par de veces su frente ya que un sudor frio la perlaba , seguramente aun estaba algo perturbado por haber regresado a aquella casa que al parecer habia sido mas una carcel para el ..... solo acaricio sus cabellos levemente y espero a que este despertara por si mismo aunque quizas eso no fue tan buena idea ya que el despertar del pequeño italiano fue algo abrupto

- tranquilo ..... no pasa nada - se inclino un poco hasta quedar a centimetros del rostro del mas pequeño , observandolo con algo de preocupacion - ¿necesitas algo? ¿te sientes mal? - dijo intentando descifrar las reacciones del italiano -

Ya era temprano ahora que el japones lo notaba , la luz relucia en la habitacion , no queria abrumar al italiano con sus peticiones pero no podia negar que necesitaba su ayuda para que ambos pudieran salir de ahi lo antes posible ..... lanzo un suave suspiro mientras llevaba una de sus manos hacia el rostro del italiano despejando su rostro de algunos mechones de cabello , no podia exigirle tanto al pequeño Dio , estaba lastimado y necesitaba recuperarse

- pronto estaremos lejos de aqui , te llevare a casa , conmigo - beso su frente de forma cariñosa e intento tranquilizarlo , despues de todo esa mañana seria algo ajetreada y ni el mismo estaba seguro de lo que sucederia aunque algo tenia en claro , no se marcharia de ahi sin su tan amado gatito albino -

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: L'inizio della fine [Priv.]

Mensaje por Invitado el Mar Dic 21, 2010 7:49 pm

Se levantó de la cama, despacio, soltando un gruñido al escuchar a su resentida espalda crujir. Bostezó, mientras la criada le alcanzaba las zapatillas y la larga bata negra de raso, brillante y holgada, que quedó sobre sus hombros de manera elegante, imponente, antes de perderse en el baño. Al salir la mujer, su heredero traspasó la puerta, acercándose a la del baño, entreabrierta. Dio un toque, y con expresión sombría murmuró:

-Lui... è tornato -Ivan guardaba rencor en su habla, ya que el joven italiano no había aparecido por la noche tras perderse con el japonés; aunque era algo que había logrado suponer. El problema que tenían ahora era precisamente aquel miembro de familia yakuza. Tenía un plan perfecto, ya que había traído consigo, al parecer, a uno de sus hombres; que en teoría seguía esperando su regreso. No sabía como se tomaría todo aquello el cabeza de familia, como afrontaría todos los datos que tenía que contarle. El jefe de los Fiore, el hombre que, bajo la ducha, había parado todo movimiento al escuchar aquellas palabras, se había quedado en blanco por unos momentos.


[…]

-Estoy bien -comentó con voz débil, estirando los labios en una suave sonrisa. Despertar en aquella cama con el rostro de Fuuma al lado era esperanzador, pero seguía preocupandole. Si se iban a enfrentar a su padre, a su hermano, necesitaba de toda su convicción y voluntad para exponerle los hechos y todo lo que había ocurrido desde su llegada a japón. También, por que no, podía sacar el tema del supuesto embarazo. Después de todo tenía la prueba en forma de sutura en el costado.

Incorporándose un poco, se recortó en las almohadas, parcialmente sentado. Estiró las manos y tomó a Fuuma de las mejillas.

-Tienes ojeras, ¿no has dormido? -miró el reloj, apretando los labios al darse cuenta de que él si había caído rendido y que no había vuelto con él- Si esto se soluciona te invitaré a algún lugar para que te recuperes de todo -bromeó, pegando su frente a la del japonés, cerrando los ojos para intentar aclararse las ideas él mismo.

Dos toques en la puerta interrumpieron sus enmarañados pensamientos, viendo como se abría poco después para verse a una de las criadas.

-Disculpe -vio que estaban presentables, y dio el comunicado-. Su Padre, el Señor Fiore, solicita audiencia inmediata en el segundo salón.



["Él... ha vuelto"]

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: L'inizio della fine [Priv.]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.